Lineamiento científico para pacientes COVID

Oaxaca, Oaxaca, Martes 10 de Agosto, 2021 (Fuente: Comunicado).- El gobierno de México, a través de la Secretaría de Salud Federal, actualizó la Guía Clínica para tratar pacientes positivos a COVID-19, en donde se hace la clasificación según la etapa de la enfermedad, los medicamentos que se pueden utilizar y los que no están recomendados, informaron los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO).

La dependencia aclaró que cualquier medicamento para tratar esta u otra patología debe ser usado única y exclusivamente con el diagnóstico y supervisión de profesionales de la medicina, la guía oficial es un texto informativo dirigida al personal de salud, la cual no debe usarse como base para que la población se automedique.

Se exhorta a las y los médicos a consultar el link https://coronavirus.gob.mx/wp-content/uploads/2021/08/GuiaTx_COVID19_ConsensoInterinstitucional_2021.08.03.pdf, disponible en la página oficial https://coronavirus.gob.mx/.

Este documento representa la perspectiva de representantes de todas las instituciones públicas del sector salud, la cual se creó después de una evaluación cuidadosa de la evidencia científica disponible. Se espera que, al ejercer su juicio clínico, los profesionales del área blanca consideren el contenido íntegro, junto con las necesidades, capacidades, preferencias y valores de los pacientes a su cuidado.

Cabe destacar que en el texto se enlistan los fármacos que no deben usarse para tratar la patología viral, los cuales son: Azitromicina, Ciclosporina, Dióxido de cloro, Factor de transferencia, Hidroxicloroquina, Lopinavir/ Ritonavir y Oseltamivir.

Los SSO piden a la población que ante la presencia de cualquier síntoma sospechoso y asociado a la COVID-19, acudan de manera inmediata a valoración médica, para un diagnóstico certero, identificación de riesgos y tratamiento oportuno, asimismo exhortan a no automedicarse ya que sin la autorización y seguimiento de las y los profesionales de salud, se puede agravar el padecimiento, confundir, provocar reacciones adversas e incluso poner en riesgo la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *