Comparten información sobre vacunas COVID

*La Secretaría de Salud federal refiere que la vacuna no protege de manera inmediata, deben pasar de tres a cuatro semanas en promedio para que la persona vacunada desarrolle una total inmunidad

Oaxaca, Oaxaca, Miércoles 31 de Marzo, 2021 (Fuente: Comunicado).- El ayuntamiento de Oaxaca de Juárez comparte con la población algunas consideraciones difundidas por la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud, de la Secretaría de Salud federal, que refiere que la vacuna contra el COVID-19, sobre todo si el esquema de inmunización requiere de dos inyecciones, no protege de manera inmediata tras su aplicación; deben pasar varios días, de tres a cuatro semanas en promedio, para que la persona vacunada desarrolle una total inmunidad.

Al respecto, la autoridad sanitaria abunda que la respuesta inmune tras recibir la protección contra el COVID-19 es variable entre las personas debido a varios factores. Los adultos mayores pueden tardar un poco más en desarrollar la respuesta inmune y también las personas que tienen alguna enfermedad crónica. Es por eso que, se reitera a quienes ya revieron la vacuna, que no están totalmente protegidos de manera inmediata.

Además, el efecto de protección también puede ser retardado en personas con VIH o quienes tienen un avanzado grado de inmunosupresión. El uso de medicamentos inmunosupresores puede ocasionar que tarde la respuesta inmune.

Por ello, se reitera la importancia y necesidad de mantener las medidas preventivas necesarias para evitar contagios de coronavirus como cubrebocas que proteja nariz y boca, lavado de manos para evitar la transmisión por fuente directa hacia los ojos, nariz y boca, mantener sana distancia, el estornudo de etiqueta, evitar aglomeraciones y la aplicación de gel antibacterial.

La Secretaría de Salud, en el micrositio coronavirus.gob.mx/vacunacion-covid/, afirma que todas las vacunas empleadas en el país son seguras puesto que “son sometidas a pruebas rigurosas a lo largo de las diferentes fases de los ensayos clínicos, y siguen siendo evaluadas regularmente una vez comercializadas. Las vacunas activan las defensas naturales del organismo para que aprendan a resistir a infecciones específicas y fortalecen el sistema inmunitario”.

Por último, la Secretaría de Salud federal abunda que “al vacunarnos, no solo nos protegemos a nosotros mismos, sino también a quienes nos rodean; a personas que padecen enfermedades graves, o quienes tienen muy bajas sus defensas no se les aconseja vacunarse contra determinadas enfermedades; por lo tanto, la protección de esas personas depende de que los demás nos vacunemos y ayudemos a reducir la propagación de las enfermedades”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *