Justicia por propia mano, advierten repartidores

*Protestan con marcha y rodada por falta de seguridad en las calles de la capital de Oaxaca

Oaxaca, Oaxaca, Viernes 26 de Febrero, 2021 (Fuente: Agencias).- En Oaxaca, repartidores de comida de las aplicaciones Rapid y UberEats, se manifestaron con una marcha para exigir mejores condiciones de seguridad para ejercer su trabajo.

Los repartidores realizaron un recorrido en sus motocicletas, donde mostraron pancartas diversas y camisas pintadas con la leyenda #Ni un asalto más; los manifestantes claman mayor seguridad y denuncian que son víctimas de asaltos y robos diversos, además que se quejaron de la falta de plan de reordenamiento vial porque los autobuses invaden sus áreas de tránsito.

Otra queja versa en los operativos de la policía para revisar a motociclistas, donde han observado abusos y excesos a sus derechos humanos.

Para dar su conferencia, los repartidores se cubrieron el rostro para no ser objeto de represalias o más agresiones.

“Este movimiento surge porque no hay resultados y no han bajado los índices de inseguridad en la capital de Oaxaca. En esta ocasión no buscamos ninguna mesa de trabajo, queremos solamente que haya acciones de seguridad. Y si el Estado Mexicano no es garante para darnos seguridad, nosotros nos vamos empezar hacer justicia por propia mano, que lo sepan los delincuentes, que al que agarremos ahí va quedar”, denunció el representante del grupo.

También reclamó que haya excesos por parte del transporte público y denunciaron que hay varios atropellamientos y choques por invasión de carril.

Dijo que, en algunos casos, donde han ocurrido robos y asaltos a los repartidores, han detenido a los delincuentes y se los han entregado a la policía, pero los han liberado. Y lamentó que en otros casos haya ataques a balazos por parte de criminales en algunas colonias para arrebatarles a los repartidores sus motocicletas. También hubo denuncias por robo de celulares y hasta de comida.

Advierten que los indicadores de inseguridad están ubicados en las partes altas de la capital de Oaxaca, la zona del Mercado de Abasto, además, los municipios de Santa Cruz Xoxocotlán, San Jacinto Amilpas y Santa Lucía del Camino.

Una vez que en febrero del 2020 se decretó el estado de alerta a causa de la rápida propagación de coronavirus (COVID 19) en Oaxaca, fueron muchas las empresas, negocios y establecimientos que tuvieron que modificar sus formas de trabajar; muchos optaron por el trabajo a distancia, otros tantos por esperar la señal de las autoridades y otros más se vieron obligados a los recortes de personal o “mandar a descansar gente”.

Sin embargo, el trabajo que reportó un auge fue el de repartidor de comida, y los empleados sólo tuvieron que tener una moto y acceder a una aplicación para participar en esta labor, que a últimas fechas se ha convertido en un trabajo de riesgo.

Según reporte de la Coordinación de Seguridad y Vialidad municipal del ayuntamiento de la capital, a un año a la distancia se ha reportado un crecimiento en el número de accidentes viales causados por los repartidores de comida, a la par que hay denuncias por robo y asalto en contra de los repartidores, ocurrido en algunas colonias de la capital.

Un repartidor de comida, identificado como Mateo, aceptó sobre los ingresos que llega a generar por la entrega de alimentos; afirmó que el ingreso es buen complemento para el gasto en su familia, sin embargo, no son el principal sustento, debido a que son variables, como en todo, dijo, hay días buenos y días no tan buenos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *