Falla intento de imponer rector de la UABJO

*José Murat intentó, a su estilo, imponer a su socio y cómplice Gilberto Gamboa como Rector de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca

Oaxaca, Oaxaca, Domingo 04 de Octubre, 2020 (Fuente: Agencias).- En un hecho inusitado, el exgobernador José Murat Casab, aprovechó el vacío legal que hay en la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, por la falta de un rector, ya que Eduardo Bautista Martínez solo es el encargado de la rectoría y carece de representatividad para, entre otras cosas, negociar el presupuesto de la UABJO ante la autoridad federal.

Por ello y de la mano con algunos funcionarios de su círculo cercano, urdió un plan para imponer a Gilberto Gamboa Medina, su prestanombres y cómplice en muchos negocios, como rector de la Universidad pública sin que cumpliera con el perfil o tuviera arraigo entre la comunidad universitaria, y estuvo a punto de conseguirlo.

El plan consistía en obligar al Consejo Universitario a sesionar de manera extraordinaria para elegir un nuevo rector, ante la imposibilidad de convocar a una elección formal por la pandemia, y es que recientemente el Consejo eligió su consejo electoral para casos como este.

Murat Casab que viajó expresamente a la ciudad de Oaxaca el viernes 25 de septiembre para «operar» la imposición de su testaferro, llamó a varios actores políticos de la UABJO y les dijo, no con palabras suaves, sino con amenazas e intimidación que se dejaran de «mamadas» y aprobaran a Gamboa Medina como rector.

Las amenazas tuvieron algún efecto en dirigentes como Silviano Cabrera Gómez del Sindicato Universitario de Maestros (SUA) y el propio ex rector Abraham Martínez Alavés; el primero titubeante y el ex rector doblegado y sumiso, aceptó la imposición. Otros actores también fueron llamados y pronto eran diez los que habían dado su consentimiento.

Saboreando el triunfo por anticipado, Murat Casab llamó al dirigente del Sindicato de Trabajadores Académicos de la Universidad de Oaxaca (STAUO), Enrique Martínez Martínez, quien fue el que derrumbó el castillo de naipes del exgobernador. Martínez Martínez se opuso terminantemente a validar a Gamboa Medina como rector, debido a su falta de compromiso con la comunidad universitaria, a sus escándalos de corrupción y a que, en los hechos, equivalía a entregar la UABJO al control del exgobernador Murat.

La cólera se apoderó del exmandatario quien amenazó hasta el cansancio a Martínez Martínez, quien resistió estoicamente la andanada de gritos, gesticulaciones y amenazas de parte del «Viejo» como también le conocen a José Murat en la entidad oaxaqueña.

Otro que secundó a Enrique Martínez fue el ex rector Eduardo Martínez Helmes, conocido como «El Chapito», quien también se negó a validar la imposición muratista en la UABJO.

La reunión del exgobernador, que era un secreto para muchos, pronto fue evidenciada y sus propósitos divulgados entre los actores políticos de la Universidad, con lo cual comenzó a permear un sentimiento de rabia y encono contra Murat Casab por querer imponer a un rector que solo respondiera a sus intereses, dejando de lado el interés de la UABJO.

Finalmente, los grupos y expresiones políticas al interior de la Universidad se pusieron de acuerdo, para que sea el Consejo Universitario el que elija al nuevo rector, de una terna que propondrán los propios universitarios. Eso será lo que sigue.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *