Encapuchados protestan por violencia policial

*Se manifiestan por asesinato de Alexander; hacen pintas y rompen vidrios en comercios de la capital

Oaxaca, Oaxaca, Lunes 15 de Junio, 2020 (Fuente: Agencias).- Jóvenes encapuchados, autodenominados anarquistas, bloquearon la Avenida Universidad,  hicieron pintas en la rectoría de Ciudad Universitaria (CU) de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca y destrozaron comercios, para manifestarse en contra de la violencia policial, misma que en semanas anteriores se ha presentado, tanto en Oaxaca, como en otras partes de la república mexicana.

Los encapuchados protestaron este domingo, además, en el marco del décimo cuarto aniversario del violento desalojo de docentes de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores del Estado (SNTE) por parte de fuerzas de seguridad estatal, cuando gobernaba Oaxaca Ulises Ruiz Ortiz.

Durante su estancia en CU, los cerca de 40 manifestantes fueron rociados con extintores por parte de policías.

Después partieron desde la Avenida Universitaria, la cual bloquearon en ambos sentidos con autobuses del transporte público que retuvieron, con rumbo al centro de la ciudad. A lo largo de su recorrido realizaron destrozos en comercios y realizaron pintas con leyendas como “Policía, viola y asesina” y “Somos tú peor pesadilla”.

Por si fuera poco, con el vandalismo cometido, mientras los encapuchados saqueaban una sucursal de la tienda Piticó, una de ellos resultó herida con un vidrio, quien fue auxiliada por sus compañeros. No obstante que pedían pronto una ambulancia, se toparon con su intransigencia, ya que ellos mismos bloquearon las vialidades y la atención al herido no fue pronta como hubieran querido.

Los jóvenes exigían justicia por la muerte de Alexander y Diego, quienes presuntamente fueron asesinados tras presunto abuso policial.

Así, el saldo de esta violenta manifestación fue de saqueo a una tienda de conveniencia y destrozos en una sucursal bancaria, ubicadas en inmediaciones de Ciudad Universitaria en la capital de Oaxaca, en las que también robaron mobiliario.

Los actos vandálicos ocurrieron después de una manifestación en contra de los abusos policiales dados a conocer la semana pasada en Acatlán de Pérez Figueroa y San Pablo Huitzo, donde perdieron la vida dos jóvenes de 16 y 20 años de edad, respectivamente, por abuso policial.

Utilizando piedras, palos y pintura en aerosol, realizaron actos vandálicos en la fachada de la UABJO, en Compartamos Banco, una pizzería y una sucursal de Santander, donde rompieron cristales e hicieron pintas.

Lo mismo ocurrió en la tienda Oxxo de Cinco Señores y en el Piticó de avenida Universidad, en donde, además de romper las ventanas de vidrio, ingresaron para robar diversos artículos. Empleados de la tienda de autoservicio denunciaron que entre los encapuchados identificaron a un hombre a una mujer que presuntamente sustrajeron dinero en efectivo.

Los manifestantes también incendiaron algunas ramas y basura en la avenida y en el acceso principal a la rectoría de la UABJO.

Con el humo de extintores que robaron de la sucursal bancaria y la detonación de cohetones, trataron de impedir que los medios de comunicación registraron los actos vandálicos.

En el saqueo de la tienda, una manifestante se hirió con uno de los cristales rotos y fue auxiliada por sus compañeros.

La protesta terminó cuando el grupo de embozados sacó a su compañera del lugar para recibir atención médica y se dispersaron dejando abandonada sobre la calle parte de la mercancía. Durante la protesta no intervino la policía estatal.

Los encapuchados se mostraron agresivos contra reporteros y fotógrafos que documentaban sus actos de vandalismo, y a uno de ellos le rociaron aerosol para impedir que siguiera realizando su labor de informar.

Como resultado de los desmanes en el lugar quedaron pintas en puertas y fachadas, cristales rotos y parte de la mercancía robada tirada sobre la carretera.

Recuerdan represión de URO

En tanto, profesores e integrantes de organizaciones sociales colocaron este domingo una manta en el edificio del sindicato de maestros de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE), para protestar a 14 de años de la represión contra maestros ordenada por el entonces gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz.

En la manta, se recuerda los hechos violentos ordenados por Ulises Ruiz el 14 de junio de 2006. “Ni perdón ni olvido”, dice la manta que fue colocada frente al edificio sindical, donde se califica al ex gobernador de “asesino” y de permanecer impune.

Además, durante la madrugada de este domingo, integrantes de organizaciones sociales lanzaron cohetones en el Centro Histórico para llamar la atención de la población sobre el hecho ocurrido hace 14 años.

Como se recordará, fue el 14 de junio de 2006, durante la madrugada, cuando el entonces gobernador Ulises Ruiz Ortiz ordenó a policías estatales armados desalojar con gases lacrimógenos a integrantes del magisterio, quienes llevaban días en plantón y protestando en Oaxaca para mejorar las condiciones de las escuelas de Oaxaca.

Debido a la violencia del intento de desalojo, los maestros respondieron el ataque y forzaron la retirada de los policías, desatando una ola de protestas en todo el estado, lo que provocó la muerte de personas, así como desapariciones.

Hasta la entidad llegaron organizaciones sociales de distintas latitudes, del Estado de México, de Chiapas, de Veracruz, de Guerrero, incluso se tuvo presencia de la guerrilla centroamericana y sudamericana, ya que el conflicto escaló latitudes inimaginables.

Cada año, los maestros marchan este 14 de junio para recordar la represión de 2006, sin embargo, este año, debido a las medidas de sanidad por la COVID 19, la marcha fue suspendida y sólo se colocó la manta frente al edificio sindical.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *