“El COVID nos agarró con los calzones abajo”

*Médicos y enfermeras de la Costa recriminaron a las autoridades sanitarias que se habiliten nosocomios para atender pacientes de Coronavirus, sin que antes no se suministre equipo y personal capacitado

Oaxaca, Oaxaca, Lunes 13 de Abril, 2020 (Fuente: Agencias).- Médicos y enfermeras, además de camilleros del hospital de Puerto Escondido (del distrito de Juquila, región Costa de Oaxaca), recriminaron a las autoridades sanitarias de los gobiernos, federal y estatal, que se pretenda habilitar el nosocomio para concentrar a los pacientes de COVID-19, sin que antes no se suministre equipo y personal capacitado.

Los inconformes, con sus cubrebocas y batas médicas, encararon en la puerta del hospital al representante del Instituto Nacional del Bienestar (INSABI) y al titular de los Servicios de Salud de Oaxaca, Donato Casas Escamilla, reclamando que no se haya otorgado el equipo necesario para atender la contingencia por la pandemia del COVID-19.

Uno de los paramédicos reclamó a los funcionarios que se quieran habilitar espacios no aptos ni acondicionados.

Evidenció que ni con todo el equipo se pueda llegar a enfrentar un contagio masivo que sature los hospitales.

Por ejemplo, denunció que en ningún hospital haya filtros sanitarios en las áreas de urgencias, lo que pone en riesgo al personal. Tampoco se está contratando a más personal, “no hay ninguna convocatoria para contratar al personal médico que tenga el perfil para atender esta emergencia”.

Negaron que se vayan a rechazar pacientes con el virus, pero lo que no se sabe es que la unidad de inteligencia en enfermedades de salud sólo está detrás de un teléfono y no en el campo de la batalla.

Reclamaron que en la visita que realizaron los funcionarios no se haya entregado equipo, insumos y medicamentos, “con guantes, cubrebocas, gel”, y esta pandemia, “perdone que se lo diga, pero esta pandemia nos agarró con los calzones abajo”.

Refirieron que ya no son tiempos de lamentaciones, sino de actuar, “es triste y lamentable que como funcionarios de alto nivel se hayan parado en este hospital sólo a tomarse la foto”.

Urgieron a las autoridades estatales y federales actuar con firmeza, con decisión al margen de ideologías políticas, porque la vida de todos está en riesgo.

En tanto, el Secretario de Salud de Oaxaca, Donato Casas, llamó a los médicos y enfermeras a redoblar los esfuerzos para la atención de la contingencia derivada del COVID-19, y dijo que se trabaja con la federación para fortalecer a todos los hospitales que atenderán a los pacientes de esta enfermedad, pero, sobre todo, garantizar la bioseguridad del personal médico que brindará la atención directa.

Casas, quien sostuvo una reunión de trabajo con directores de los siete nosocomios pertenecientes a la Jurisdicción Sanitaria Costa, reiteró la importancia de trabajar en equipo por la salud de todas y todos los oaxaqueños.

“Ahora más que nunca debemos de trabajar juntos, sé que existen necesidades en cada hospital y estamos trabajando en ellas para subsanarlas lo más pronto posible, pero hoy, estamos ante una emergencia sanitaria que exige sumar esfuerzos, por eso, en la administración que encabeza el gobernador, Alejandro Murat, estamos haciendo las gestiones necesarias para continuar dotando de los insumos necesarios a todos los hospitales”, señaló.

El funcionario aclaró que según el Plan Emergente de Abordaje Integral del COVID-19 en el estado, en la primera fase serán únicamente los nosocomios de San Pedro Pochutla y Pinotepa Nacional, los que brinden atención a las personas que requieran hospitalización por el nuevo coronavirus.

En este sentido, pidió a los directores de los hospitales que manejen una comunicación clara y permanente con el personal a su cargo, así como con el resto de las unidades de primero y segundo nivel que refieran pacientes; también los exhortó para hacer buen uso de los equipos de seguridad personal, manejar con responsabilidad la información de cada paciente, así como trabajar coordinadamente con las autoridades municipales, siempre respetando el ámbito de competencia de cada uno.

Y es que, en Oaxaca se mantiene 43 casos confirmados de COVID-19, hay tres víctimas fatales, además que hay 70 casos sospechosos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *