Teotitlán, la cuna de los tapetes, pide promoción

*Manuel Martínez Gutiérrez es actualmente uno de los pilares de esta actividad y comentó que desde los 12 años se dedica a esta labor tradicional en su comunidad al ser una actividad económica familiar, transmitida de padres a hijos

Oaxaca, Oaxaca, Jueves 23 de Marzo, 2017 (Fuente: Agencia JM).- Teotitlán Del Valle es una población localizada a 31 kilómetros de la capital de Oaxaca, en trayecto de 30 minutos, y es conocido mundialmente como la cuna de los textiles de lana o tapetes.

Manuel Martínez Gutiérrez es actualmente uno de los pilares de esta actividad, y comentó que desde los 12 años se dedica a esta labor tradicional en su comunidad al ser una actividad económica familiar, transmitida de padres a hijos.

Con 25 años de experiencia, el artesano cataloga a su pueblo como la cuna de los tapetes debido a que casi en su totalidad los habitantes se dedican a la elaboración de textiles de lana: tapetes, bolsas, porta vasos, carteras, entre otros artículos.

Para Martín Gutiérrez, su actividad es completamente artesanal “desde la recolección de la materia prima hasta la finalización del producto es completamente artesanal”, y a decir del comerciante el proceso de la elaboración de los textiles es prolongado.

Del proceso para la elaboración de textiles explica que todo comienza con la recolección o compra de la lana de borrego, lavarla, cardarla (peinar la lana) para posteriormente hilarla y pintarla, con extractos de vegetales, así como la grana cochinilla, y este proceso termina con el tejido de las artesanías.

De los materiales utilizados para teñir la lana menciona el índigo para los azules; la cáscara de nuez para los cafés; flor de cempasúchil para los amarillos; hojas y hierbas para los verdes. “Pintamos con puras flores, hiervas y cáscaras, y la grana cochinilla para los rojos”, explica.

En cuanto a los costos, refiere que algunos materiales son recolectables, como algunas hierbas que solo se consiguen en los cerros; las flores en las casas, aunque la mayoría las consiguen en los campos, y en el caso de la grana cochinilla, “un poco la cultivamos y otro poco la compramos, un kilo nos cuesta 1,500 pesos”.

Asegura que los diseños son propios, “hago lo que me viene a la imaginación”, y los vende, algunos por encargo, otros en un local que renta a un costado de la Zona Arqueológica de Mitla.

Agrega que el costo depende del producto, su tamaño y diseño, y en el caso de los mini tapetes o porta vasos cuestan menos de 100 pesos, pero hay tapetes que cuestan desde 600 a 2500 pesos; aunque hay más caros, dependiendo de su medida, por ejemplo, las bolsas cuestan entre 200 y 350 pesos, según su tamaño, y las carteras van de los 100 a los 150 pesos.

Manuel Martínez Gutiérrez comenta que disfruta su trabajo, es algo que le gusta mucho, porque es una forma de expresar sus ideas y además “me permite disfrutar de mi familia durante el proceso, y por otra parte me agrada que algunos turistas aprecien mi arte”.

Manuel manda un mensaje de invitación a la juventud de su pueblo, para que sigan con esta tradición artesanal y que no se pierda, aunque también falta mayor promoción a su comunidad, ya que esporádicamente sus artesanías son promovidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *