El Istmo, cementerio de obras

*Organizaciones sociales han causado cierre de decenas de empresas y se fugaran inversiones como empacadoras de productos agrícolas, tiendas departamentales, distribuidoras de vehículos y hasta oficinas de gobierno y bancos

Oaxaca, Oaxaca, Lunes 01 de Abril, 2019 (Fuente: Agencias).- Por la resistencia de organizaciones, inseguridad y presiones de grupos políticos, la región del Istmo de Oaxaca esta convertida en un cementerio de obras.

Primero fueron los intensos bloqueos carreteros que ejercieron integrantes de la denominada Coalición Obrera Estudiantil del Istmo (COCEI), misma que causó que se cerraran decenas de empresas y se fugaran inversiones como empacadoras de productos agrícolas, tiendas departamentales, distribuidoras de vehículos y hasta oficinas de gobierno y bancos.

De acuerdo a los reportes del Centro Empresarial del Istmo de Tehuantepec, las presiones políticas y sociales en contra de la inversión privada ha generado pérdidas en los últimos 35 años por más de 15 mil millones de dólares.

En su reporte se refiere que los 90’s, por el chantaje de las organizaciones sociales, como la COCEI, la empresa Cervecera del Trópico que se iba a instalar en Juchitán de Zaragoza, se tuvo que reubicar en la región de la Cuenca, en la ciudad de Tuxtepec.

Otra empresa que tuvo que cerrar fueron las tienda Sears, el ingenio Azucarero “José López Portillo”, que operaba en el municipio de El Espinal, además de la Planta arrocera en Juchitán de Zaragoza, y la gerencia de Banrural, que tuvo que ser reubicada a la ciudad de Oaxaca.

Recientemente las presiones de otras agrupaciones beligerantes, como Asamblea de los Pueblos del Istmo, la Asamblea Popular de los Pueblos Huaves e Ikots, la Coalición Obrera Campesina Estudiantil del Istmo (COCEI) y la Asamblea de Pueblos Juchitecos, generaron que se frustrara la instalación del parque eólico Santa Teresa  de  la empresa Mareña renovable donde se perdió una inversión de 13 mil millones de pesos y tienen en duda el parque eólico promovido por la empresa  Eléctrica francesa en el municipio de Unión Hidalgo, donde se pretenden invertir más 800 millones de pesos, cuya operación está en manos de los tribunales.

En este contexto, se anuncia el proyecto de desarrollo integral del Istmo y el ferrocarril interoceánico que también está en riesgo por la injerencia de grupos y autoridades de comunidades de la zona y maestros de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), organización que dice luchar por mejores condiciones de vida para la gente de la zona.

Según la queja, los inversionistas y el gobierno prometen progreso con la llegada de los mega proyectos eólicos, pero en la realidad hay despojo de tierras y daños al ambiente, sostiene la activista Betina Cruz.

“Nosotros no estamos en contra de los proyectos, pero sí de que se instalen sin que se garantice el derecho que tienen a una consulta previa, libre e informada, y el derecho a determinar el tipo de desarrollo que quieren, además, que no se tomen en cuenta consideraciones para proteger el medio ambiente.

Refiere que, por ejemplo, los megaproyectos eólicos han llegado a la región con la promesa de progreso, pero para los habitantes –quienes no cuentan con servicios básicos de educación y salud– éste no llega.

Advierten que no es posible que venga un extranjero e instale sus aerogeneradores, contaminando sus mares, y nos dejan sin trabajo, sin alimento a la gente que vive de la pesca.

Los pobladores y organizaciones opositoras contra los mega proyectos acusan que estos se prevén instalar sin el consentimiento del pueblo y mediante prácticas corruptas y llenas de falta de transparencia.

Por lo que las comunidades no tienen de otra, que defender la tierra y el territorio, no sólo son las empresas las que violan sus derechos, también los gobiernos, municipal, estatal y federal.

Los líderes de las organizaciones exigen al gobierno federal el consentimiento libre, previo e informado a la consulta libre, previa e informada, a la libre determinación y a un medio ambiente sano y no ataque ni intimidaciones de grupos de choque ligados con el PRI y ahora con MORENA.

En contra parte, Armando Castillejos Sánchez de la Central Campesina del Istmo, cuestiona el doble discursos de las organizaciones sociales en el Istmo, que enarbolan bandera de resistencia cambio de obtener beneficios personales, políticos y económicos.

Dijo que, claro ejemplo, es la COCEI, cuyos líderes después de generar la ingobernabilidad en el Istmo, lograron posiciones políticas, tal es caso de su líder Hector Sánchez López, Daniel López Nelio, quienes llegaron a ser Senadores de la república y el resto activistas diputados, alcaldes impulsados primero por el PRD y ahora por MORENA, tal es caso de Gloria Sánchez López, herma de Héctor Sánchez, que es diputada de MORENA o Jesús Vicente Vásquez, que, de alcalde de Juchitán por el PRD, servidor público en el régimen del ex gobernador Gabino Cué, ahora es funcionario en el gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, en el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INI).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *