Investigan a Anabel López Sánchez por presunto desvío de recursos

*Lo habría hecho cuando fue directora del Instituto de la Mujer Oaxaqueña (IMO), durante el sexenio de Gabino Cué Monteagudo

*Se presume financió de manera irregular a diversos organismos civiles, como Consorcio para el Diálogo Parlamentario

Oaxaca, Oaxaca, Jueves 14 de Febrero, 2019 (Fuente: Agencias).- La actual funcionaria oaxaqueña del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI), activista y aspirante a ser directora del Instituto Nacional de las Mujeres (INM), Anabel López Sánchez, es investigada por probables desvíos de recursos cuando fue directora del Instituto de la Mujer Oaxaqueña (IMO), durante el sexenio de Gabino Cué Monteagudo.

De acuerdo con reportes informativos y datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), la activista presuntamente financió de manera irregular a diversos organismos civiles, como Consorcio para el Diálogo Parlamentario, bajo supuestos cursos de capacitación.

El monto del probable desvío ascendería a al menos 17 millones de pesos, sólo en el caso de Consorcio, también bajo la figura de asesoría y combate a la violencia de género.

Sin embargo, de acuerdo con las cifras de diversas instancias de gobierno, fue en el sexenio de Gabino Cué Monteagudo, en cuya mayor parte se desempeñó Anabel López Sánchez, donde se dispararon los casos de feminicidios, al registrarse cerca de 600, según datos de la propio Consorcio para el Diálogo.

De acuerdo con las indagatorias, la actual funcionaria de la dependencia que encabeza Adelfo Regino Montes, favoreció también a otras organizaciones sociales, con el propósito de que no criticaran ni se movilizaran a causa de los graves hechos de violencia de género.

Asimismo, los reportes señalan que Anabel López Sánchez ha lucrado con los casos de violencia política, cobrando asesorías a mujeres víctimas de violencia, el año pasado y en el presente, para hacerse notar que impulsa la lucha contra la discriminación de la mujer.

Por lo pronto, la funcionaria federal por sus escasos conocimientos apenas alcanzó el séptimo lugar en las 10 personas seleccionadas para encabezar el Instituto Nacional de las Mujeres, por lo que se prevé que no alcance dicho puesto.

Los casos de Yareli Cariño López en Pinotepa Nacional, y la presidenta Irma Aguilar en San Pedro Atoyac, han sido presentados en forma sesgada a la opinión pública y omitido datos que dan cuenta de otro panorama que dista de casos de violencia de género.

En contraparte, algunos casos que sí se configuran como violencia política, han sido soslayados por su grupo de la activista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *