Impresiona a 14 mil el Primer Lunes del Cerro

*La edición matutina del primer Lunes del Cerro, impresionó a miles de asistentes que disfrutaron de esta gran fiesta pluriétnica, única en el país y considerada la más grande de América Latina

Oaxaca, Oaxaca, Martes 24 de Julio, 2018 (Fuente: Agencia JM).- Puntual como cada año y teniendo como fondo la ciudad y el valle de Oaxaca, surgió el sonido de la ancestral chirimía para anunciar el inicio del Primer Lunes del Cerro, Guelaguetza 2018.

El gobernador Alejandro Murat Hinojosa hizo su arribo al auditorio “Guelaguetza”, acompañado de la Diosa Centéotl, Francisca Pérez Bautista, para iniciar la máxima fiesta folklórica de América.

Este Primer Lunes del Cerro inició sin ningún incidente, con la Danza de la Pluma ejecutada magistralmente por la delegación de Teotitlán del Valle.

Con un auditorio lleno en su totalidad, resguardado fuertemente por las fuerzas del orden estatal y municipal, hizo su aparición la delegación de San Melchor Betaza con sus sones y jarabes de la Sierra Norte.

Más delante, la delegación de San Pedro Tapanatepec, debutante en la Guelaguetza 2018, mostró sus costumbres con la lavada y planchada de ropa de San Pedro Apóstol; Mientras que la delegación de Huautla de Jiménez con sus nostálgicas canciones de la Tortolita y Flor de Naranjo hizo ponerse de pie a más de 12 mil asistentes.

De los Valles Centrales, surgió la delegación de San Antonino Castillo Velasco, que con su tradicional Jarabe del Valle hizo levantar de sus asientos al público, que con palmas coreó y acompañó la alegre música.

Enseguida hizo su entrada al monumental auditorio la delegación de San Vicente Coatlán, que con su Jarabe Chenteño mostró la Guelaguetza de la Sierra Sur de Oaxaca; la delegación de Salina Cruz dio una prueba de lo que son las tradicionales velas istmeñas con sus labradas de cera, calendas y tiradas de fruta.

De Santa María Zacatepec, llegaron para presentar la Boda Tacuate, región de la que es originaria la Diosa Centéotl Francisca Pérez Bautista, quien junto con el gobernador del estado preside éstas fiestas de los Lunes del Cerro.

No podía faltar San Juan Bautista Tuxtepec, que con su inigualable Flor de Piña levantó del graderío a los asistentes para corear, aplaudir y ovacionar los rítmicos y cadenciosos pasos.

Y llegó Huajuapan de León, con la nostalgia del Jarabe Mixteco, que hizo vibrar de emociones encontradas a los miles de espectadores que corearon la letra de la música y ovacionaron el inigualable baile.

De la Costa, del distrito de Putla de Guerrero, hicieron su aparición los Diablos que con su danza rememoran aquellos años en que viajaban caminando a diferentes regiones del estado, para comercializar los productos que por ahí llegaban al país.

La delegación de Santo Domingo Tehuantepec, con su Fiesta Tehuana, llena de colorido de los trajes que lucen con garbo y altivez las bellas mujeres istmeñas y sus rítmicos bailables al son del Tanguyú y de la Zandunga en los que se conjuga el misticismo que le da identidad a la región.

Mientras que de San Juan Cacahuatepec, de la costa chica de Oaxaca, tierra del inolvidable cantautor Álvaro Carrillo, los visitantes se deleitaron con la belleza costeña que interpretaron los sones y chilenas.

La edición matutina del primer Lunes del Cerro, cerró con las Chinas Oaxaqueñas, que con su Jarabe del Valle despidió a los miles de asistentes que disfrutaron de ésta gran fiesta pluriétnica, única en el País y considerada la más grande de América Latina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *