Trágico fin de trabajador de Pepsi

Othón GARCÍA DÍAZ

Oaxaca, Oaxaca, Jueves 28 de Junio, 2018.- Un trabajador de la empresa Pepsi, mismo que se traslada en motocicleta cuando se encuentra laborando, tuvo un trágico fin, al ser atropellado por un pesado camión de la empresa “Romasa”.

Según el parte informativo de la Policía Estatal en esta capital, el lamentable hecho sucedió alrededor de las 9 con 10 minutos de la mañana de este jueves, sobre la avenida Universidad, en esta capital.

Ahí se tuvo conocimiento de la presencia de un cuerpo sin vida de una persona del sexo masculino de 26 años de edad.

Tras el atropellamiento, al lugar de los hechos se presentaron elementos de la Policía Municipal capitalina, así como elementos de la Policía Estatal, mismo que acordonaron la escena del crimen.

Más tarde, al lugar se presentó Yésica Mateo Ascunaga, misma que dijo ser hermana del hoy occiso, indicando que su consanguíneo respondió al nombre de Adolfo Gustavo, originario y vecino del municipio de San Bartolo Coyotepec, Oaxaca.

La jovencita agregó que su hermano se desempeñaba como personal administrativo de la empresa Pepsico.

Los policías le preguntaron si sabía cómo habían sucedido los hechos, por lo que rechazó saber ese dato.

Luego, tras el arribo de personal de la Fiscalía General del estado, además de elementos de la Agencia Estatal de Investigación (AEI), realizaron las diligencias de rigor en el lugar, para luego hacer el levantamiento legal del cuerpo, trasladándolo al Servicio Médico Forense del Instituto de Servicios Periciales ubicado en el municipio de San Bartolo Coyotepec, en donde más tarde le practicaron la necropsia de ley.

La Fiscalía indicó que por estos hechos se inició la carpeta de investigación correspondiente por el delito de homicidio culposo por hechos de tránsito de vehículo.

Por otra parte, a disposición de la Policía Vial estatal quedó la persona que responde al nombre de Celso Juan, originario de Santiago Suchilquitongo, Etla, además que la pesada unidad de motor y la motocicleta fueron trasladados al encierro de San Sebastián, Etla, para que se deslinden responsabilidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *