Basta de tantas muertes: arzobispo de Oaxaca

*La Iglesia católica en Oaxaca se pronunció por el cese de la violencia en el estado, pues «nos estamos matando entre hermanos», dijo Pedro Vásquez Villalobos

Oaxaca, Oaxaca, Lunes 04 de Junio, 2018 (Fuente: nvinoticias.com).- El arzobispo de Antequera-Oaxaca, Pedro Vázquez Villalobos, demandó este domingo poner fin a la violencia para terminar con tantas muertes entre hermanos

“Ya no más un Caín, que le quita la vida a su hermano”, reclamó, durante la homilía de la misa dominical, que ofició en la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción

El pastor de la Iglesia Católica, sostuvo que Oaxaca vive en una desgracia porque todos los días existen cosas por lamentar, ante el sufrimiento, dolor, sangre y muerte, “por decisiones de quienes no piensan en el bien, sino en el mal y deciden causar daño al hermano”.

Expuso que los recientes hechos de violencia en Juchitán de Zaragoza cimbran y cuestionan porque asesinaron a una candidata a puesto de elección popular, así como a una comunicadora y a una persona más.

“Les quitan la vida, porque no se comulgan con sus mismas ideas, porque no se está de acuerdo en que sean autoridades o porque no se quiere que ganen las elecciones”.

De esta manera, subrayó que nadie tiene derecho de matar a alguien, a pesar de estar desacuerdo con sus pensamientos o ideas, porque no está permitido por la Ley de Dios.

“El quinto mandamiento, ‘no matarás’, así lo dispone”, asentó.

Además, destacó que la vida de todos como hermanos tiene un dueño “y ese dueño se llama Dios”.

“Tú no eres Dios, tú no tienes derecho sobre la vida de tu hermano”, anotó.

Ante esto, llamó a todos no marcarse con la señal de Caín y así terminar con las muertes, porque muchos de ellos son de inocentes.

“Basta de tantas muertes, este mundo es hermoso, hagámoslo más hermoso, conviviendo en paz”, apuntó.

Vázquez Villalobos dijo que Dios siempre está siempre para auxiliarnos cuando se deciden hacer el bien “y cuando decidimos no es el bien, respeta nuestra libertad, aunque no esté de acuerdo, pero eso no traerá ninguna bendición”.

“No debemos desaprovechar ninguna oportunidad para irse ganando el cielo y la salvación, porque tarde o temprano quien se dedica a hacer el mal, vivirá en la desgracia”, terminó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *