Cae médico que aplicó sobredosis de anestesia a niño

Oaxaca, Oaxaca Miércoles 04 de Abril, 2018 (Fuente: Agencias).- En Oaxaca las fuerzas de seguridad lograron la captura de un médico que fue acusado de ser el responsable de aplicar una sobredosis de anestesia a un niño en un hospital privado, lo que causó su muerte.

La detención se realizó este lunes, en cumplimiento a un orden de aprensión librada por un juez local, por el delito de negligencia médica.

Hace poco más de 4 meses la muerte del niño, identificado como Edward, se hizo viral en redes sociales por la forma en que ocurrió su deceso.

Primero, porque siendo originario de un pueblo rural de San Francisco Telixtlahuaca, sufrió una fractura de brazo al caer accidentalmente y tuvo que ser canalizado de una clínica dependiente de la Secretaría de Salud, al Hospital Civil “Dr. Aurelio Valdivieso”, de la capital de Oaxaca, que estaban cerrados por un paro médico, terminando por ser canalizado a dos hospitales privados, en donde fue intervenido y le fue suministrada una sobredosis de anestesia que lo llevo a sufrir un paro cardiaco y, después, para reanimarlo, fue trasladado a otro hospital privado, donde se reportó su muerte.

El Fiscal General de Oaxaca, Rubén Vasconcelos Méndez, afirmó que ningún hospital en la cadena de atención del niño Edward está eximido de responsabilidades y adelantó que la actuación de la justicia en este caso será firme y pareja, sin distingo contra todos aquellos involucrados en la cadena de atención que cometieron el crimen o cometieron alguna acción u omisión.

Por lo que, una vez concluida la indagatoria, se turnó a un juez la primera orden de aprehensión, librada contra el anestesiólogo del hospital privado que le suministro la sobredosis de anestesia de forma irregular.

De acuerdo a la ley, el homicidio doloso por negligencia médica no aplica ni la libertad caucional, ni el amparo contra los implicados.

 

EL FATAL CASO

 

Como se informó con oportunidad, sólo tenía tres años y era la alegría de la familia, sus risas ya no resonarán más entre las paredes de su hogar en el municipio de San Francisco Telixtlahuaca, distrito de Etla, Oaxaca, un desafortunado accidente derivó en su muerte, a los médicos que lo operaron, “se les pasó la anestesia”, aseguran sus familiares.

La vida de Edward L. T. de tres años de edad fue apagada. El doctor Luis Pérez y Gabriela Cruz, la anestesióloga, han sido señalados por los familiares del menor como los responsables de su fallecimiento.

Luego de sufrir la fractura de su brazo por una caída cuando jugaba en la plaza Huitzolandia, localizada en San Pablo Huitzo, lo que le ocasionó una lesión en el brazo izquierdo.

El pequeño fue llevado consciente a la clínica Del Valle, ubicada en Eucaliptos 401 de la colonia Reforma, el pasado domingo 26 de noviembre, tras sufrir la caída y fractura de su brazo.

La cirugía inició a las 21 horas del domingo, y siete horas después, a las 4:00 de la madrugada de este lunes 27, los médicos responsables avisaron a los familiares que el pequeño estaba mal y que debían trasladarlo a otro hospital.

La primera medida era trasladarlo al Hospital del Niño, pero finalmente fue llevado al hospital San Lucas, donde finalmente murió.

Los papás de Edward y su abuelita, Sobeyda, exigen justicia y castigo para los responsables.

Un familiar del menor afirma que, según un reporte médico de esta última clínica, el menor fue sometido a una mala aplicación de la anestesia y sufrió un paro respiratorio.

Tras la muerte y presunta negligencia médica, familiares de Edwar L. T. de 3 años de edad protestaron para exigir justicia en las oficinas de la Fiscalía ubicadas en la calle de Arista del Centro Histórico.

 

SE ACTUARÍA CON FIRMEZA

 

En su momento, el Fiscal General de Oaxaca (FGO), Rubén Vasconcelos Méndez, afirmó que se actuará con firmeza y con todo el peso de la ley contra los médicos y enfermeras de un hospital privado que, al intervenir quirúrgicamente a un niño de 3 años que reportaba una fractura, presuntamente le suministraron una sobredosis de anestesia, lo que generó que muriera al sufrir un paro cardiaco.

En entrevista, dijo que por el hecho se configura el delito de homicidio, además de negligencia médica, sin embargo, aún están por definirse las acciones jurídicas a seguir.

El Fiscal General aceptó que se reuniría con los padres de la víctima para escuchar su reclamo de justicia, evidenciando que, de su parte, se actuará con firmeza para que el crimen no quede en la impunidad.

Aseguró que en este caso las instituciones encargadas de procurar justicia, actuarán con todo rigor para esclarecer la verdad y valer justicia, no importando el poder económico que puedan valer o ejercer los responsables de dos hospitales privados de renombre en la capital oaxaqueña, involucrados en el crimen del menor, originario del municipio de San Francisco Telixtlahuaca.

Vasconcelos Méndez indicó que, además de este caso, la Fiscalía indaga otros 12 casos relacionados con negligencias médicas.

Con respecto al caso del niño Edward, precisó que los familiares de la víctima ya habían presentado la denuncia, con lo que se integró una carpeta de investigación y la Fiscalía está actuando rápidamente para resolver el caso.

Aseguró que una vez que los peritos del Instituto de Ciencias Forenses concluyan los peritajes y obtengan las pruebas de laboratorio, resultado de la necropsia de ley, se determinarán las causas reales de la muerte y de ahí se desprenderán las sanciones que habrá de fincar la Fiscalía contra los responsables.

 

PGR BUSCARÍA ESCLARECER MUERTE DEL MENOR EDWARD

 

Por otra parte, la Fiscalía General de Oaxaca (FGO) solicitó el apoyo y colaboración de la Procuraduría General de la República (PGR) para lograr el esclarecimiento del niño Edward, que murió en un hospital privado, a consecuencia de una sobredosis de anestesia –generada por una presunta negligencia médica–.

El Fiscal General, Rubén Vasconcelos Méndez, dio a conocer el resultado de la autopsia y dijo que, además del paro cardiorrespiratorio generado por la sobredosis, la víctima presentaba un edema en el cerebro del niño, al parecer por un golpe en la cabeza, ya que reportaba una inflamación cerebral.

Por lo que estaba en espera de conocer más exámenes patológicos y pruebas químicas, y por ello “hemos solicitado el apoyo y colaboración de PGR, independiente de lo que resuelva y concluya el Instituto de Ciencias Forenses para tener pruebas científicas y técnicas que nos permita configurar y clasificar los delitos contra los responsables”.

El fiscal puntualizó que la actuación de la justicia en este caso será firme y pareja, sin distingo contra todos aquellos involucrados en la cadena de atención que cometieron el crimen o cometieron alguna acción u omisión, es decir, desde los médicos del hospital rural de Telixtlahuaca, los médicos del Hospital Civil y los responsables de la cirugía en las dos clínicas privadas donde fue atendido el menor.

Indicó que, de acuerdo a la versión de los familiares, el menor sólo presentaba, de acuerdo al diagnóstico médico, una ruptura del codo en tres partes, que pudo ser resuelto con el brazo enyesado, “pero los médicos convencen a los padres de someterlo a una cirugía que les costó 25 mil pesos y es donde reportan deficiencias y fallas, al grado que se les muere el menor”.

Adelantó que si se llega a configurar, según los dictámenes, el homicidio doloso por negligencia médica, no aplicaría ni la libertad caucional, ni el amparo contra los implicados.

Aseguró que por negligencia médica cometida en otras unidades médicas hay 12 carpetas de investigación integradas, las cuales están en proceso de prueba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *