Afromexicanos viven marginados en Oaxaca

Foto: mexicampo.com.mx
Foto: mexicampo.com.mx

*De acuerdo a datos del INEGI, en México hay un millón 853 mil personas afrodescendientes que representan el 1.2 por ciento de la población total del país

Guerrero, Jueves 27 de Octubre, 2016 (Fuente: Noticieros Televisa).- Traídos vía marítima como esclavos para trabajar en plantaciones de algodón, tabaco, caña o maíz, los afrodescendientes llegaron a América en el Siglo XVI, procedentes de distintos puntos del continente africano.

Representaban fuerza de trabajo de calidad y gratuita, con su llegada también llegaron sus tradiciones, festividades y cultura.

Pedro Arturo Escobar Fonseca, agente de Policía de Santiago, municipio de Pinotepa Nacional, dijo: Tenemos aquí la danza del Toro del Petate que es la danza de más antigüedad, al igual lo hacemos para que los niños, chamacos, jóvenes no se introduzcan en otros malos vicios».

En Oaxaca y Guerrero la raza negra vive marginada, pero eso no les impide seguir sus tradiciones.

A los jóvenes se les agrupa para realizar actividades artísticas ligadas a sus raíces para arraigar un sentimiento de pertenencia.

Mientras tanto, los adultos se encargan de preservar las expresiones artísticas como la danza de Los Diablos y El Toro de Petate.

Iztel Oliva Cisneros Gallardo, joven del Cerro de la Esperanza, Oaxaca, explicó: «Es para que sientan orgullosas de lo que son, de dónde vienen, y de nuestro pueblo, que se sientan orgullosas de que son afromexicanas».

En Oaxaca donde la población afrodescendiente tiene gran presencia en el oriente del estado la presión que estas comunidades han ejercido apenas comienza a dar frutos con cambios en la legislación para reconocer la existencia de los afromestizos.

Ever Silva Silva, jefe del Departamento de Atención al Pueblo Afromexicano del gobierno de Oaxaca, comentó: Falta mucho por hacer, quiero decirles también, compartirles que hace dos años fue enviada por el ejecutivo la iniciativa de ley indígena y afromexicano que viene contemplando un sin número de derechos colectivos e individuales de los pueblos afromexicanos».

En Guerrero, municipios afrodescendientes como Cuajinicuilapa también padecen exclusión, al estar fuera de las políticas públicas y de los programas oficiales.

Sergio Peñaloza Pérez, presidente de la Asociación México Negro, dijo: «Por ser integrantes de una comunidad que está marginada no hay instituciones de educación de nivel superior no tenemos esa oportunidad de ingresar a una escuela de nivel superior».

De acuerdo con el INEGI, en México hay un millón 853 mil personas afrodescendientes, representan el 1.2 por ciento de la población total del país.

De los casi dos millones de afromexicanos, 229 mil se localizan en el estado de Guerrero y 302 mil en Oaxaca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *