Liberan a científico oaxaqueño acusado de espionaje

*En 2020, a Héctor Cabrera se le acusó de espionaje y presuntamente de entregar información al gobierno ruso; estaba interno en un penal de Miami, Florida

Oaxaca, Oaxaca, Lunes 17 de Julio, 2023 (Fuente: Agencias).- Héctor Alejandro Cabrera Fuentes, científico mexicano, originario de El Espinal, distrito de Juchitán, región Istmo de, Oaxaca, interno desde febrero del 2020 en un centro penitenciario de Miami, Florida, Estados Unidos, fue liberado el pasado 14 de julio, según el registro del Buró Federal de Prisiones de Estados Unidos.

Cabrera Fuentes, de 38 años de edad, fue acusado de espiar para Rusia en territorio estadunidense; al parecer, el connacional fue deportado, en la misma fecha.

El médico, nacido en El Espinal, en la región del Istmo, renunció a la oportunidad de buscar cualquier y todas las formas de reparación y protección contra la expulsión, por lo que se hizo efectiva la deportación, conforme a la Sección 237 de la Ley de Inmigración y Nacionalidad.

En 2020, a Cabrera se le acusó de espionaje cuando fue descubierto por un policía tras haber tomado fotografías de las placas del automóvil de un agente del FBI y presuntamente entregar información a un “agente del gobierno” ruso.

Dos años después, tras declararse culpable, finalmente fue sentenciado a pasar cuatro años en una prisión de Estados Unidos, pero alcanzó un acuerdo con las autoridades de la Fiscalía que se concretó este fin de semana.

El científico descubrió una técnica para prevenir la muerte celular cardíaca posterior a un infarto. Una técnica de atención pre hospitalaria que lleva a los pacientes a tener mejores pronósticos en caso de infarto. Por sus aportes a la salud, se le llegó a mencionar para el premio Nobel.

El oaxaqueño cursó estudios universitarios en México, después continúo el doctorado de microbiología molecular en la Universidad de Kazán, en Rusia, y en cardiología molecular en la Universidad de Giessen, Alemania.

El científico mantuvo su apegó a su comunidad de origen, apoyó a decenas de estudiantes equipando laboratorios escolares, además, desarrolló una crema para personas con diabetes, siendo la población de El Espinal, los primeros beneficiados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *