Recaudación IMSS, con máximo histórico

Oaxaca, Oaxaca, Martes 28 de Diciembre, 2021 (Fuente: Comunicado).- Al mes de noviembre de 2021, la recaudación acumulada de cuotas obrero patronales es de 348,724 millones de pesos, cifra máxima histórica de recaudación en el IMSS desde que se tiene registro. Con esta cifra se alcanza un superávit superior a los 7,500 millones de pesos, obteniendo ingresos superiores en 28,245 millones de pesos más que lo registrado en el mismo periodo de 2020 (320,479 mdp), lo que representa un crecimiento de 8.8% nominal y 3.1% real. El incremento de los ingresos es resultado directo de las estrategias y mejoras en los actos de autoridad, así como a la evolución favorable de los indicadores de empleo y salario registrados en el IMSS.

De 2018 a 2021, el porcentaje de recaudación anual de cuotas obrero patronales como proporción del PIB pasó de 1.38% a 1.54%, un incremento de 0.16 p.p. Para poner en perspectiva este dato, entre 2006 a 2018, el porcentaje de recaudación anual de cuotas obrero patronales como proporción del PIB se incrementó 0.13 p.p. Actualmente, el monto de la recaudación respecto del PIB, se ubica en la proporción máxima histórica.

La recaudación de cuotas obrero-patronales es vital para el funcionamiento del Instituto Mexicano del Seguro Social, $93 de cada $100 de los ingresos del IMSS provienen del cobro de las cuotas y se utilizan para cubrir las prestaciones asociadas a la seguridad social de los derechohabientes, de ahí que cuidar la sanidad financiera del Instituto es una labor primordial que requiere de acciones oportunas, eficaces y eficientes.

A pesar del entorno económico que se observó durante 2021 como efecto de la emergencia sanitaria derivada del virus SARs-Cov-2, se implementaron diferentes acciones que permitieron fortalecer la fiscalización y la cobranza, lo cual de la mano con el acompañamiento estrecho con el sector patronal para orientar en la correcta interpretación del marco normativo, principalmente en lo referente a la Reforma de Subcontratación de Laboral, han permitido ingresos históricos y por encima de las expectativas económicas.

Los incrementos en la recaudación observada en 2021, están asociados de manera directa a actos de fiscalización y cobranza con mayor eficiencia, impulsados por mejoras en los procesos de seguimiento a los actos de fiscalización, la notificación consolidada de créditos, que consiste en que todos los créditos fiscales asociados a un mismo registro patronal son notificados en un solo acto de autoridad, permitiendo incrementar la recaudación y la productividad, en un en 142% comparado con 2020 y en 69% respecto de 2019.

A pesar que la Reforma en Materia de Subcontratación de Personal no tenía un fin recaudatorio, en la práctica se observó un mejora en los salarios asociados a los trabajadores migrados (2.9 millones de trabajadores) lo que se traduce en un incremento en la recaudación por 2.7 mil millones de pesos.

Por otro lado, la evolución favorable del empleo durante los últimos meses, producto de la formalización y presencia fiscal, tuvo como resultado alcanzar un nuevo máximo histórico en el nivel de puestos de trabajo registrados en el IMSS (20.9 millones de trabajadores), lo cual generó ingresos por 5.1 mil millones de pesos.

Cabe mencionar que la política de incrementos al salario mínimo, beneficia al incremento de cuotas, sin embargo, por si misma no constituye la razón principal de los aumentos observados en la recaudación. Por un lado, hay que tener en mente que menos del 1% de trabajadores afiliados al IMSS son registrados con un salario igual al mínimo y por el otro lado, aproximadamente, 7 de cada 10 pesos de las cuotas patronales provienen de la cuota fija del Seguro de Enfermedades y Maternidad, la cual se actualiza conforme a la Unidad de Medida y Actualización (UMA).

Otro elemento que abona al incremento en la recaudación es la política de ampliación de la base de asegurados, acción impulsada a través de los programas pilotos de personas trabajadoras del hogar y las personas trabajadoras independientes que además de beneficiar actualmente a más de 50 mil personas y sus núcleos familiares con accesos a la seguridad social, genera una recaudación mensual superior a los 60 millones de pesos., lo que hace que estos esquemas contribuyan a la sanidad financiera del IMSS.

Por último, se estima cerrar el 2021 con una recaudación acumulada por cuotas-obrero patronales de $381.5 mil millones de pesos 31.7 mil millones de pesos más que lo registrado en 2020. Lo que llevaría a alcanzar un superávit de 9 mil millones de pesos.

IMSS llama a generar conciencia sobre el uso de la

pirotecnia para evitar lesiones graves en niñas y niños

En tanto, el Instituto Mexicano del Seguro Social pidió a padres familiar hacer conciencia sobre el riesgo que implica que niñas y niños tengan en sus manos juegos pirotécnicos, ya que éstos no tienen las habilidades para utilizarlos y su mal manejo puede derivar en daños en músculos, piel o deformaciones faciales.

La doctora Claudia Berenice Hernández Valverde, especialista en cirugía plástica y reconstructiva indicó que el mal uso de la pirotecnia también puede impactar en los huesos, conlleva la pérdida de dedos, manos completas, brazos y pueden ser fatales.

Es fundamental que no se deje al alcance de los menores, “hay gente capacitada para eso, hay gente que se dedica a producirlos, a hacerlos y están bien entrenados en eso, y aun así pasan accidentes”, expuso.

Asimismo, alertó sobre los peligros que significan los retos en redes sociales, donde se invita a niños y adolescentes a usar productos inflamables, pirotecnia o fogatas. “El reto realmente es para los cirujanos: reconstruir y devolver tu salud es un gran desafío. Evita los retos de internet”.

La médica adscrita a la Unidad de Quemados, de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) “Dr. Victorio de la Fuente Narváez”, explicó que existen fuegos artificiales que solo dan luz con pólvora y son los menos peligrosos: buscapiés, brujitas, cerillitos, entre otros.

Sin embargo, los conocidos como cohetes, palomas, bombas y cañones, por citar algunos, son más elaborados, tienen luz, sonido y hacen una explosión prácticamente rápida. Son muy agresivos y en un instante pueden causar lesiones a quienes no tienen la destreza para manejarlos.

La doctora Hernández Valverde detalló que cuando se entregan estos productos a los menores, aunque sean de baja energía, ellos los guardan en su bolsa del pantalón y con la fricción se activan y producen quemaduras en piernas y genitales.

La especialista en cirugía plástica y reconstructiva resaltó que desafortunadamente las heridas por pirotecnia generalmente son graves. Las más leves, que ocurren por las lucecitas de bengala y cerillitos, producen pequeñas lesiones que incluso pueden sanar solas.

Añadió que los cohetes provocan una explosión, un ruido, una onda expansiva, que pueden dañar estructuras musculares y óseas.

Subrayó que en la Unidad de Quemados de esta UMAE se atienden lesiones con aseos, piel cultivada, injerto de su propio cuerpo, piel cadavérica para coberturas temporales y colgajos locales para reconstrucciones, además de injertos de hueso.

Manifestó que después de un accidente y de una reconstrucción, nunca van a ver una mano, una cara o una piel iguales.

Refirió que en temporada de fiestas de fin de año, el Hospital de Traumatología de Magdalena de las Salinas recibe más de 100 pacientes por lesiones causadas por pirotecnia, 30 de los cuales son graves y permanecen hospitalizadas hasta por un mes hasta su recuperación.

De los 30 internamientos, afirmó, 10 son niños de entre 3 y 5 años de edad, porque los papás los quieren enseñar a tronar cohetes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *