Crónicas de la ínsula

*Millonarios desfalcos en IEEPO y Salud, pero CINCO PESOS PARA LA POLICÍA DE OAXACA

Cuauhtémoc BLAS

Oaxaca, Oaxaca, Domingo 28 de Marzo, 2021.- Los grupos policíacos son generalmente los más cercanos y leales a los gobernantes, está en la esencia de su surgimiento, de sus jerarquías de mando. Son la fuerza de coerción social, instrumento del monopolio de la violencia de los Estados y de sus distintos niveles de gobierno.

Por eso, una de las peores fallas de cualquier gobierno es tenerlos en contra, que hagan huelgas y salgan a la calle a protestar. Con el desprestigio para dicho gobierno y, sobre todo, por la mayor indefensión en que queda la sociedad, de suyo presa de aguda inseguridad.

Desde hace siete días casi todos los grupos policiales de Oaxaca han parado labores. Inició el lunes pasado muy temprano el paro de la Policía Estatal, luego se le sumó la de Reinserción Social (custodios penitenciarios) y parte de la Policía Auxiliar, Bancaria, Industria y Comercial. Más de cinco mil efectivos parados en todas las regiones del estado.

Demandas centrales

Son tres sus demandas centrales: primero, la renuncia de sus altos mandos, el secretario de Seguridad Pública, Raúl Ernesto Salcedo Rosales; el subsecretario, Guillermo del Pozo; y del comisionado de la Policía Estatal, Francisco Santiago José. Piden aumento de salario, que ahora van de los ínfimos 4 mil a los cinco mil pesos quincenales; aumento del monto para sus comidas cuando los mandan de partida (fuera de su área), que hoy es de 35 pesos para las tres comidas.

Piden un contrato fijo de trabajo, respeto a la antigüedad para una jubilación digna, cobertura médica total del IMSS. Además, pago oportuno del seguro de vida a los familiares. La familia de los cuatro policías caídos en 2019 en los Coatlanes, aún no recibe ese pago. En otras entidades el salario del policía va de los ocho a 10 mil pesos quincenales, cuando menos.

Muy dura debe ser la situación de los policías para atreverse a tanto: desafiar a todos sus mandos. Incluso, ante la falta de atención de las autoridades gubernamentales, realizaron marchas espectaculares y conferencias de prensa. Marcharon el mismo lunes desde su cuartel general de Coyotepec hasta el palacio de gobierno, y el miércoles al Congreso local.

Desfalcos millonarios, y cinco pesos para policías

Crece la molestia de los inconformes ante la falta de seriedad del gobierno estatal, el que, para empezar mal, les ofreció cinco pesos de aumento para sumar 40 pesos para las tres comidas del día. Una mala broma o lo más parecido a una burla. En vez de solucionar el conflicto el gobierno sale con ironías. Otra igual es lo que suena: que el fracasado en la Fiscalía de Oaxaca, Rubén Vasconcelos, sustituiría a Salcedo.

Mientras el alto mando nada en la abundancia, mientras el IEEPO tiene faltantes de 5 mil millones de pesos, la Secretaría Estatal de salud no aclara mil 500 millones de 2019; mientras hay desfalcos millonarios en las dependencias, no hay unos centavos para los policías.

Además, la misma Secretaría de Seguridad Pública realizó una extraña “inversión” de más de 26 millones de pesos para el arrendamiento de 173 patrullas en un año, un despilfarro pues con esa erogación el estado sería dueño de dichas patrullas en dos años.

Sólo José Manuel Vera Salinas, el también cuestionado titular de Secretariado Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública de Oaxaca, se pasea en un auto de lujo Mercedes Benz, de varios millones de pesos. El auténtico condotiero dentro del sistema de seguridad de Oaxaca.

Ya no ahora, es tarde y no hay voluntad, pero el próximo gobierno deberá replantear el sistema de seguridad pública de Oaxaca. Mejores condiciones para los policías, pero también el compromiso de mayor moralidad. La sociedad los está apoyando hoy, por eso el compromiso habrá de ser en cuidar efectivamente la seguridad de la ciudadanía.

En esa nueva planificación tendrán que incluirse medidas estrictas para que ni en los mandos altos, ni en los medios, ni en los bajos se cuelen emisarios de la delincuencia. 

www.revistaenmarcha.com.mx, lc.blas@gmail.com y @blaslc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *