Alcaldesa rechaza acusaciones por corrupción

Oaxaca, Oaxaca, Martes 02 de Marzo, 2021 (Fuente: Agencias).- En Oaxaca, la presidenta municipal de Santa Cruz Amilpas, Natividad Matías Morales, rechazó la acusación que hay en su contra ante el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) y los Tribunal Electorales, por modo deshonesto de vida y corrupción, argumentando que se trata sólo de ataques políticos de sus adversarios y opositores para restarle popularidad, ante la posibilidad de que gane la reelección en junio próximo.

La alcaldesa es la única funcionaria de primer nivel sancionada por haber violentado a otra mujer y la única a la que la autoridad le retiró el modo honesto de vivir por más de un año.

La regidora de ecología, Adriana Risueño Matías, denunció a la presidenta por no permitirle ejercer su encargo, obstaculizar sus funciones, por no tomarla en cuenta en las decisiones del ayuntamiento y por no otorgarle los recursos materiales y económicos necesarios para su función.

A diferencia del resto de los casos, el Tribunal Electoral del Estado de Oaxaca sí analizó la pérdida del modo honesto de vivir por este tipo de acciones violentas en contra de una mujer, por lo que permanecerá sin esta condición mientras se encuentre en el registro de personas sancionadas por violencia política en razón de género hasta el 21 de diciembre de 2021, una vez que concluyan los procesos electorales en la entidad.

La munícipe se deslinda de los hechos y afirmó que ya presentó la impugnación correspondiente, apoyada por sus abogados que, presumió, ganara, porque lo que dicho en su contra es una infamia

“Vengo a aclarar y desmentir con la ley en la mano y la resolución de los jueces que, la queja en contra es infundada y es sólo una infamia levantada sólo en los medios y redes sociales para desacreditarme y generar escándalo”, dijo en su defensa.

Sin embargo, en el expediente en mención en los tribunales existen las pruebas documentales, donde la munícipe tomó represalias contra la concejal, que la descubrió y la denunció que desvía recursos en obras y, para silenciarla, le dejó de pagar sus dietas y le inició un proceso de revocación en la Legislatura local.

Es de mencionar que en el proceso instaurado contra de la presidenta municipal, también denuncian como cómplices de sus actos deshonestos al síndico Francisco Javier Duran y 5 regidores más que están señalados de corrupción y de enriquecimiento ilícito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *