Tras 30 meses, encuentran a marino istmeño en fosa clandestina

*Bruno Avendaño, integrante de la Marina, era originario de Tehuantepec, Oaxaca

Oaxaca, Oaxaca, Sábado 05 de Diciembre, 2020 (Fuente: Agencias).- Bruno Alonso Avendaño Martínez, marino activo originario de Tehuantepec, Oaxaca, volvió a su casa después de 30 meses desaparecido, sólo para despedirse de sus familiares que viven en la finca Santa Teresa.

Su alma ya descansa en el panteón municipal, tras ser hallado en una fosa clandestina el 12 de noviembre de este 2020, entre los límites de los municipios de Salina Cruz y Tehuantepec, en el Istmo de Oaxaca, esto por autoridades del estado

El joven de 34 años de edad era policía naval general de la Secretaría de Marina desde hace 6 años; llegó a casa el viernes 4 de mayo del año 2018 para disfrutar su periodo vacacional y el 10 de mayo de ese mismo año, después de trabajar en el huerto de su madre, alrededor del mediodía, se iba con Don Goyo, operador de un volteo amarillo Ford 1980 a cargar material de construcción de una cribadora en la Villa de San Blas Atempa, pero desapareció en una zona llamada “El Manguito”.

Sus familiares aún no encuentran consuelo, para ellos es difícil y doloroso haberlo encontrado sin vida, por eso siguen exigiendo justicia por su desaparición y ahora por su homicidio que, aseguran, fue violento.

Desde su desaparición, sus familiares, especialmente su hermano Lukas Avendaño, artista y performance zapoteca, lo buscó por todos los medios y en todas partes, lo hizo a través del arte, a pie y en redes sociales.

Antes de su sepulcro, los restos de Bruno, de 34 años de edad, fueron llevados a la capilla de Santa Teresa de Jesús.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *