¿Vida en Júpiter?

Oaxaca, Oaxaca, Lunes 16 de Noviembre, 2020 (Fuente: Twitter: @MarGomezH).- Júpiter es el planeta más grande del sistema Solar. Tiene 53 lunas con nombre, entre ellas Europa, uno de los lugares donde los científicos quieren buscar indicios vida. Pues bien, se ha descubierto que este satélite brilla de formas diferentes en total oscuridad.

A partir de telescopios terrestres, los científicos saben que la superficie de Europa es principalmente hielo de agua y los científicos han encontrado pruebas sólidas de que debajo de la corteza de hielo hay un océano de agua líquida o hielo fangoso.

En 1979, las naves Voyager atravesaron el sistema joviano, dando los primeros indicios de que Europa podría contener agua líquida. Después, los telescopios terrestres en la Tierra, junto con la nave Galileo y telescopios espaciales, aumentaron la confianza en un océano en Europa.

Se cree que la capa de hielo de Europa tiene unos 15-25 km de espesor, flotando sobre un océano salado de 60-150 km de profundidad. El vasto e insondable océano profundo de Europa es considerado el lugar más prometedor para buscar vida más allá de la Tierra.

Pues bien, mientras simulaban en el laboratorio las condiciones superficiales de Europa, investigadores del JPL de la NASA y del Instituto de Tecnología de California han descubierto que el hielo salado de su superficie brilla en ausencia de luz solar y lo hace de diferentes formas.

Júpiter golpea la superficie de Europa día y noche con electrones y otras partículas, bañándola en radiación de alta energía por lo que el brillo era algo que se podía intuir. Lo que más sorprendió es que cuando probaron nuevas composiciones de hielo, el resplandor se veía diferente.

Los distintos compuestos salados reaccionan de manera diferente a la radiación y emiten su propio brillo único. A simple vista, este resplandor se vería a veces ligeramente verde, a veces ligeramente azul o blanco y con diferentes grados de brillo.

Los científicos usan un espectrómetro para separar la luz en longitudes de onda y conectar las distintas «firmas», o espectros, a diferentes composiciones de hielo.

La mayoría de las observaciones que utilizan un espectrómetro en una luna como Europa se toman utilizando la luz solar reflejada en el lado diurno de la luna, pero estos nuevos resultados iluminan cómo se vería Europa en la oscuridad.

Una luna que es visible en un cielo oscuro puede no parecer inusual; vemos nuestra propia Luna porque refleja la luz del sol. El brillo de Europa es causado por un mecanismo diferente: la luna brilla continuamente, incluso en su lado nocturno, el lado opuesto al Sol.

Esto podría ayudar a entender la composición de sus llanuras heladas y su océano bajo esa cubierta. La misión insignia de la NASA, Europa Clipper, que se lanzará a mediados de la década de 2020, observará la superficie de la luna en múltiples sobrevuelos mientras orbita Júpiter.

Intentará también ayudar a conocer si podrían darse condiciones para la vida.

Comprender la habitabilidad de la luna Europa ayudará a los científicos a comprender mejor cómo se desarrolló la vida en la Tierra y el potencial de encontrar vida más allá de nuestro planeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *