Video de niños que venden dulces y cuidan el ambiente se vuelve viral

Oaxaca, Oaxaca, Vienes 16 de Octubre, 2020 (Fuente: Agencias).- En Oaxaca, el video de unos niños indígenas de la región Costa de Oaxaca que venden dulces en una carriola se volvió viral, ya que han aprendido a enfrentar la contingencia por el COVID 19, utilizando siempre cubreboca y recoger la basura de los productos que venden para cuidar el medio ambiente.

Se trata de dos menores de edad, originarios de Pluma Hidalgo, del distrito de Pochutla, que venden dulces para obtener dinero y poder comprar sus cuadernos, con la finalidad de continuar sus estudios de educación básica.

Son dos chicos de escasos recursos, que se encuentran prácticamente en situación de calle y ellos advierten que tomaron la iniciativa de involucrarse con el comercio informal.

El video difundido es de un minuto y 34 segundos y, al ser replicado conmovió en redes sociales a propios y extraños, ya que muestra a dos niños que venden frituras y dulces utilizando una carriola para bebé, como un carrito móvil, donde exhiben sus productos “pa’ que saquemos para nuestros cuadernos, para nuestros útiles de nuestra escuela”.

Se ha identificado que los niños tienen entre 8 y 9 años, son grandes amigos y disfrutan lo que hacen.

Se puede observar cómo uno le dice al otro: “Échale, habla tú primero”, pero al observar que su amigo no tenía bien puesto el cubrebocas, le reprendió con su lenguaje costeño, “ponte tu cubrebocas verga”.

Al colocarse el utensilio sanitario de color amarillo, el niño que vestía un pantalón en color azul arremangado, una camiseta con estampado de caricaturas y unos tenis vencidos por el tiempo y el uso, explica:

“Nosotros somos de este negocio que andamos vendiendo. Y yo vivo en el Centro. Aquí se llama Finca Don Gabriel, Pluma Hidalgo, Pochutla, Oaxaca. Nosotros vivimos en la entrada, él vive en la colonia Juárez».

En respuesta, el otro menor que viste un pantalón gris roto, una camiseta con estampado de caricaturas y unas chanclas desgastadas, lo interrumpe al agregar: “él vive en San Martín”, pero su compañero nuevamente le reprende: “¡Cállate!, verga”.

Después narra: “nosotros andamos vendiendo pa’ que nos paguen, pa’ que saquemos para nuestros cuadernos, nuestros útiles de nuestra escuela”.

Fue entonces que le dio la palabra a su socio al tiempo que le pasó un micrófono digital: “Te toca hablar”.

El otro abunda sobre su negocio: “Estos productos son de nosotros. Sí ganamos, toda ‘la feria’ es para nosotros y ya lo repartimos, yo con él”.

En su plática, revela que en una parte de la carriola móvil se encuentra un compartimento donde hay envolturas vacías de frituras, por eso explican:

“Aquí juntamos la basura porque el jefe de aquí dice que no debemos tirar basura por el medio ambiente. Tenemos que cuidar el medio ambiente y no debemos tirar la basura en la calle”.

Al final, mandan un mensaje de agradecimiento: “Por eso le damos gracias a Dios, a ustedes, a Dios que los ayuda, que los proteja y los cuide, que nadie los asuste ni los espante y gracias por eso».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *