Tras desarticulación de célula criminal masacran a familia

*Primero, la policía y la Guardia Nacional logró detener a 6 implicados en hechos delictivos, a los que les aseguraron armas, drogas y hasta un tigrillo

*En presunta respuesta, los criminales quemaron la camioneta del presidente municipal y dos patrullas, y la masacre de 4 hombres y dos mujeres.

Oaxaca, Oaxaca, Martes 11 de Agosto, 2020 (Fuente: Agencias).- En Oaxaca, cuatro hombres y dos mujeres de una misma familia fueron asesinados en la población rural de  Candelaria Yegole, una comunidad del municipio de Santa María Zoquitlán, del distrito de Tlacolula, región Valles Centrales del estado.

El ataque se perpetró cuando un grupo de hombres armados irrumpió al interior de la vivienda donde habitaban las víctimas.

De acuerdo a las primeras indagatorias, antes de ultimarlos y masacrarlos a tiros, los sicarios torturaron y golpearon a dos hombres y las mujeres.

En el lugar de los hechos se encontró una decena de cartuchos percutidos de diversos calibres.

A la escena de la matanza arribaron elementos del Ejército Mexicano y de la Guardia Nacional, además de elementos de la Policía Estatal y de la Agencia Estatal de Investigación (AEI).

La Fiscalía General de Oaxaca (FGJO) reportó que, por los hechos, se integró la carpeta de investigación 24240/ JPG/ 2020, y se advierte que los hechos están relacionados con un aparente ajuste de cuentas.

Los hechos ocurren, después de que la Guardia Nacional y la Fiscalía General desarticularon el fin de semana en ese mismo municipio de Santa María Zoquitlán, a una célula criminal dedicada al secuestro, extorsión y al narcomenudeo.

En el operativo efectuado se detuvo a 6 personas, 17 armas largas, tres camionetas con reporte de robo, 20 celulares, drogas diversas y se incautó un tigrillo cachorro que mantenían en cautiverio en un domicilio.

La intervención policial se hizo, luego de la denuncia que realizaron habitantes del municipio, quienes dijeron estar sometidos y amenazados por un grupo de delincuentes, quienes se apoderaron de la población y les cobraban derecho de piso, entre 5 a 20 mil pesos, teniendo sometidas a tiendas, tortillerías, farmacias, palenques de mezcal, incluyendo a la autoridad municipal.

Ante la detención, algunos de los integrantes del grupo criminal quemaron la camioneta del presidente municipal y otros tres vehículos de particulares para exigir la liberación de los detenidos, que fueron remitidos ante la Fiscalía General de la República (FGR), implicados en presunto narcotráfico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *