Santa María Chimalapa pide ayuda ante embate de COVID

Isabel SOSA GUTIÉRREZ

Santa María Chimalapa, Juchitán, Oaxaca, Sábado 18 de Julio, 2020.- Hace un mes llegó el virus del COVID 19, en este pueblo de Santa María Chimalapa, a dos horas de Juchitán (el distrito) y a 9 de la capital de Oaxaca, empezó por una persona que llegó a morir sin ser diagnosticado: El pueblo acudió al sepelio por ser la costumbre.

A partir de ahí, cada ocho días y después a diario han fallecido más de una, la mayoría de la tercera edad entre 60 y 80 años, otros entre 40 y 50 años, y se cuenta que van quince.

Este pueblo, como otros, le ha tocado vivir la peor de las tragedias, al tener un centro de salud que permanece cerrado, a raíz que inició la pandemia, sin contar con una sola farmacia ni mucho menos un consultorio médico que pueda auxiliar u orientar a los ciudadanos.

Del total de 4 mil almas, un 10% está enfermo, todos con los mismos síntomas, temperaturas altas, dolor de cabeza, diarrea, tos, insuficiencia respiratoria, de lo que creen es sólo gripa, porque en este lugar nadie sabe de la sintomatología del virus que ha estado causando la muerte, del que solo una persona ha sido diagnosticada y evaluada de manera oficial dentro de las estadísticas dadas a conocer por el gobierno del estado.

Lo preocupante es la falta de Presidente Municipal, ante la revocación de éste por el Tribunal Electoral; hoy, sólo está el tercer comisionado que no actúa por no saber o ignorar los protocolos para el manejo de dicha enfermedad mortal.

“¡¡Ayudaaa!!”, piden muchos. La gente realiza velorios para enterrar a sus difuntos, una y otra vez, nadie sabe que se trata del COVID 19, el pueblo grita desesperado, o mueren de hambre o por la enfermedad desconocida; no saben del aislamiento ni de las medidas sanitarias para evitar el contagio, tampoco que la atención médica debe ser inmediata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *