Geólogos estudian desplazamiento de la tierra en Huatulco

Oaxaca, Oaxaca, Martes 07 de Julio, 2020 (Fuente: Agencias).- En Oaxaca, en las Bahías de Huatulco, una misión de geólogos del Instituto de Geografía, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), acudió a realizar una revisión del desplazamiento de tierra causado por el terremoto de 7.4 de magnitud, que tuvo su epicentro en La Crucecita, Huatulco, Pochutla, Oaxaca, luego del informe que reportó la NASA.

El informe satelital sostiene que el sismo del 23 de junio, no sólo ocasionó un saldo de 8 mil damnificados y 10 víctimas, también provocó un desplazamiento del terreno de 45 centímetros en la zona costera, en inmediaciones del destino turístico de Bahías de Huatulco.

La representante de la misión, la geóloga María Teresa Ramírez Herrera miembro del laboratorio de Tsunamis y Paleosismología del Instituto de Geografía, recorrió, junto con otros especialistas, la zona afectada.

“Los trabajos que realizamos son con fines de investigación, de carácter académico, para determinar las consecuencias del hecho, además, se ejercieron observaciones Sismo-Tsunami”, indicó.

Afirmó que con los trabajos que se realicen, permitirán entender el comportamiento de este tipo de eventos para una mejor preparación en el ámbito comunitario.

Adelantó que los trabajos que se ejecutaron, en coordinación con el sector naval de Huatulco, en la verificación ofrecerá, además, diseñar protocolos de respuesta rápida post sismo y tsunami, derivado del temblor.

“Las cicatrices geológicas de estos eventos que ocurrieron en 1787 y luego en 1537, muestran que es un área propensa a grandes terremotos y tsunamis”, agregó la paleosismóloga María Teresa Ramírez Herrera.

Detalló que los muchos temblores fuertes son causados, en parte, por la compleja geología del área, una furiosa colección de fuerzas tectónicas que prepara a Oaxaca para una intensa actividad sísmica, explicó la investigadora.

En tanto, el administrador del muelle de cruceros, Ramón Sinobas, reportó que también se hizo un peritaje y revisión de esa zona, ubicada en la bahía de Chahué para identificar las afectaciones por la separación del terreno.

“Estamos tratando de soportar este tema, ya que sí tiene implicaciones para lo relacionado con la Marina Chahué y la Dársena de Santa Cruz, ya que pudiera haber afectado el calado, es decir, la profundidad y, dependiendo del peso, tipo y tamaño de las embarcaciones, pudieran afectar su entrada a las instalaciones del muelle”, agregó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *