Conmemora Oaxaca el Día Internacional de la Mujer

Oaxaca, Oaxaca, Lunes 09 de Marzo, 2020 (Fuente: Agencias).- En Oaxaca, activistas de movimientos y colectivos feministas realizaron marchas y acciones de vandalismo, en protesta por el Día Internacional de la Mujer, mismo que recordaron este domingo 08 de marzo.

Las participantes, ataviadas con paliacate en el rostro, realizaron pintas en fachadas de inmuebles históricos y comercios, además de pintarrajear con spray vehículos particulares.

Las manifestantes clamaron justicia por los crímenes de mujeres y los casos de acoso sexual en instituciones educativas.

La coordinación de seguridad pública municipal de la capital reportó al final de la marcha un saldo blanco, a pesar de las acciones de pintarrajeo de inmuebles y destrucción de vehículos.

Las consignas

¡Mujer, hermana, si te pega, no te ama! ¡Mujer, escucha, esta es tu lucha! ¡Aborto sí, aborto no, eso lo decido yo! Consignas y exigencias como estas se escuchan en voces de miles de mujeres que la tarde de este domingo marcharon en la ciudad de Oaxaca.

La marcha que inició en el panteón general siguió su ruta por la calle Morelos, en el centro de la capital.

La manifestación que se da en el Día Internacional de la Mujer estuvo enmarcada en un contexto donde en el país son asesinadas a diario un promedio de 10 mujeres. En el estado, van más de 400 feminicidios en la actual administración.

¡Ni una menos! ¡Ni una menos! La petición y exigencia que subrayaron las participantes fue por el derecho a la vida, libre de violencias y sin miedos.

Mujeres bloquean Casa Oficial de Oaxaca

Por su parte, mujeres indígenas de las 8 regiones de Oaxaca y adheridas a diversas organizaciones sociales bloquearon la Casa Oficial de Oaxaca, en donde despacha el gobernador Alejandro Murat.

Las mujeres marcharon este domingo de la Fuente de las 8 Regios al zócalo de la capital de Oaxaca, posteriormente instalaron un plantón en una calle aledaña al Palacio de Gobierno.

Las mujeres exigen atención inmediata a sus demandas de carácter social.

Hubo caos vial en inmediaciones del parque El Llano, debido a que las mujeres bloquearon la avenida Juárez, justo frente a Casa Oficial Oaxaca. 

Día de la Mujer, entre eventos culturales,

deportivos, marchas y vandalismo

Es así que, en Oaxaca, en la conmemoración del Día Internacional de la Mujer se realizaron diversos eventos.

Por la mañana del domingo, las mujeres del Partido Acción Nacional realizaron una carrera atlética de 5 Km la cual tuvo gran respuesta de la sociedad.

Además, realizaron una expo feria de productos típicos creados por mujeres artesana, y además la exposición fotográfica de mujeres que han engrandecido a ese instituto político.

La presidenta del PAN en Oaxaca, Natividad Díaz Jiménez, indicó que las mujeres quieren una mejor seguridad pública, así como una mejor seguridad social, es decir, mejor servicio médico el cual el estado no está garantizando.

En tanto, mujeres indígenas de diversas regiones del estado marcharon de la fuente de las 8 regiones al zócalo, en exigencia de atención a sus demandas de tipo social, por una mejor educación para sus hijos, y por supuesto en exigencia de que pare la violencia contra las mujeres.

En tanto, activistas, feministas y familiares de víctimas realizaron la marcha denominada 8M, la cual partió del Panteón General al zócalo.

Durante su avance, un grupo de mujeres radicales realizaron actos vandálicos contra inmuebles, vehículos, incluso contra personas.

Al llegar al zócalo quemaron un monigote alusivo al gobernador Alejandro Murat.

En tanto, maestros de la sección 22 de la CNTE también marcharon por las calles de Oaxaca, en exigencia de la aplicación del Plan Estatal para la transformación de la educación el PTEO.

No se reportaron personas lesionadas en estas movilizaciones en Oaxaca.

Muñeco de Vera Carrizal quemado en marcha de mujeres en Oaxaca

En tanto, contingentes de mujeres marcharon en la capital de Oaxaca marcharon este domingo 8 de marzo para pronunciarse contra la violencia de género siendo uno de sus estandartes María Elena Ríos, la saxofonista atacada con ácido en septiembre pasado. Al llegar al zócalo, frente a la catedral metropolitana, quemaron un muñeco de trapo con la fotografía de Juan Vera Carrizal, presunto autor intelectual de la agresión.

El contingente, de al menos 3 mil mujeres, partió desde el Panteón General al zócalo de la capital del estado, encabezadas por las madres de las víctimas de feminicidio. También se sumaron madres de familia con sus hijos, quienes sonaron cacerolas al ritmo de las consignas que proclamaban la caída del patriarcado.

Al llegar al zócalo, integrantes de colectivos feministas realizaron un mitin en el que dieron lectura a un pronunciamiento donde se manifestaron a favor de las denuncias públicas en casos de acoso y violencia contra mujeres de todos los sectores.

Fue al concluir la lectura cuando quemaron un muñeco de trapo con la fotografía de Juan Vera Carrizal, presunto autor intelectual del ataque con ácido contra María Elena.

¡Mujer, escucha, esta es tu lucha! La voz de las oaxaqueñas

Frente al panteón general carteles y cruces lo dicen todo: “Ni una más”, “Nos quitaron todo que hasta perdimos el miedo”, “Nos queremos vivas y libres”, “Justicia para Martha Rosa y María Rebollar”, “Justicia para Sol Cruz”, para Lesly Wilson, para María Elena… la lista es larga.

Entre los cientos de mujeres reunidas hay una mezcla de coraje, de impotencia ante la violencia feminicida, pero también de esperanza, de sororidad, de seguridad de saberse acompañadas en una misma lucha, una lucha que grita ¡Ni una más!

Al frente del contingente las madres a quienes se les ha violentado el derecho al acceso a la justicia; las que llevan dos, tres, siete años peregrinando entre juzgados y ministerios públicos buscando sentencias acordes a la gravedad y crueldad con la que les arrebataron a sus hijas.

Lizet Soriano González, es madre de una de ellas, lleva en mano la fotografía de su hija y cruz con el nombre de Grecia Guadalupe Ortiz Soriano asesinada el 2 de abril de 2013.

“Tiene siete años que a mi hija la asesinaron, la envenenaron y no hay justicia. Mi hija no se encontraba en la calle vendiendo drogas, ella estaba en la casa”, explica con la voz llena de fortaleza, aquella que se requiere para luchar contra la burocracia, insensibilidad y corrupción de quienes integran el sistema de procuración e impartición de justicia.

El proceso –señala– ha estado plagado de irregularidades. Emitida la sentencia se ordenó una reposición del procedimiento con lo que se pone en riesgo la permanencia en la cárcel de la persona detenida.

Zoyla Bengochea, madre de Dafne, cuyo caso constituyó la primera sentencia de femicidio en Oaxaca, va al frente. Para ella tampoco hay descanso a pesar de los más de 70 años de cárcel para el feminicida de su hija, quien a partir de una apelación busca reducir la sentencia.

“Lo de Dafne aún no termina y no sé cuándo vaya a terminar este proceso tan doloroso y desgastante. El mes que entra Dafne cumplirá siete años de haber sido asesinada, Alejandro Rivera López sigue intentando disminuir su sentencia”, explica mientras avanza en el contingente conformado por más de mil mujeres, adultas mayores, jóvenes, estudiantes, profesionistas, niñas, niños y activistas.

“Bienvenida, te estábamos esperando”, es el recibimiento que dan a las mujeres que por primera vez participan en la marcha. Ellas se funden en abrazos, algunas se emocionan hasta las lágrimas contagiadas por la emoción cuando al unísono retumba ¡Mujer, escucha, esta es tu lucha!

Elvira, madre de Lesly Wilson también exige justicia pues su caso refleja la indiferencia o quizá corrupción del sistema de justicia pues todas las personas que en su momento estuvieron detenidas por el asesinato de las jóvenes fueron puestas en libertad y ahora prófugas.

«México feminicida»

Un mosaico de consignas se empalma ente las calles principales del Centro Histórico. “Señor, señora, no sea indiferente, se mata a las mujeres en la cara de la gente”, “América latina será toda feminista”, “Mujer, escucha, esta es tu lucha”.

A su paso, las intervenciones hechas por el contingente reflejan el contexto: ¡México feminicida!, ¡Estamos hartas!, ¡Ni una menos!, “¡No estamos todas, nos faltan las asesinadas!

“Mi hija se llamaba Ivone Berenice, fue asesinada el 21 de diciembre de 2014. Yo tuve que luchar porque el asesino que es José Manuel Luis Durán siempre se ha encubierto porque tiene familiares comandantes uno activo y otro jubilado. Yo he sufrido mucha corrupción, mano negra. Ahora estamos en espera de acabar los interrogatorios, seguimos luchando, seguimos de pie y esta marcha es en memoria de mi hija y de todas las mujeres que al igual que yo estamos pasando por esta terrible experiencia”.

Niñas, niños, mujeres en sillas de rueda siguen avanzando.

Al paso algunas mujeres se suman de manera espontánea, otras aplauden la furia oaxaqueña. La batukada suena con ritmo. ¡Alerta, alerta que camina, la lucha feminista por américa latina!”.

Queman «corrupción e injusticia»

Mujeres con antorchas y una bandera de México resguardan el contingente y pegan carteles en las paredes con los nombres de personas señaladas por abuso sexual, violación y encubrimiento de los delitos.

Felícitas, sobreviviente de feminicidio, va gritando ¡Justicia, justicia!, en el rostro lleva las marcas de la defensa de su vida y en la voz el coraje frente a un proceso sin enfoque de género.

Además de la falta de reparación del daño, su agresor podría ser favorecido con la reducción de sentencia.

El contingente se detiene frente a la Catedral, encienden fuego a un monigote que representa la corrupción e injusticia.

Consignas, reclamos, cantos, las voces de mujeres unidas conmemorando el ocho de marzo, día de una lucha que cada vez se oye con más fuerza.

Oaxaqueñas, firmes en paro nacional

Cientos de mujeres en todo el país, comerciantes, profesionistas, empresarias, estudiantes, se unieron este lunes al Paro Nacional de Mujeres con el objetivo de exigir justicia y alto a las violencias contra las mujeres.

Se estima que, en la capital del estado, las actividades se paralicen en al menos un 70 por ciento en las oficinas de gobierno, en un 60 por ciento en el sector comercial y empresarial y en menor medida en las escuelas.

“Esta es una acción importante para las mujeres, es gritar Ya Basta a la violencia que todos los días nos afecta”, manifestó una comerciante del mercado de la Colonia La Cascada, en donde las mujeres determinaron, en su mayoría, sumarse a esta protesta masiva.

La investigadora y socióloga María Eugenia Mata, señaló que las posturas que han criticado y descalificado el Paro Nacional de Mujeres, muestran que no se ha entendido realmente el sentido de esta manifestación, pero, además, reflejan incomprensión y desconocimiento sobre la exclusión y discriminación hacia las mujeres, insensibilidad de las repercusiones para las propias mujeres y sus familias.

A la par, evidencia las verdaderas posturas conservadoras –para que no cambie nada– y el creer que es una estrategia para agredir al poder gubernamental en turno. “No se toma en cuenta los resabios sistémicos, estructurales y culturales del arraigado patriarcado machista de nuestra sociedad que persiste y que hay que combatir desde todos los flancos: lo personal, lo comunitario, lo organizativo, lo empresarial, y por supuesto, en el ámbito gubernamental”.

Esa tarea es mucho más importante que la existencia de “una mano negra que nos mueve”, o un partido de derecha que manipula, o el intento de golpear al gobierno, destacó.

«El patrón es quien decide»

«El nueve ninguna se mueve, bajo esa consigna yo voy a parar todas mis actividades, escolares, de trabajo y hasta cibernéticas, no voy a usar redes sociales simulando esta ausencia de las mujeres para crear conciencia», expuso Anahí, quien es odontóloga de 29 años de edad.

«Este año ha sido muy difícil para las mujeres, muchas han sido asesinadas y esto no puede seguir pasando, está protesta demostrará la importancia de las mujeres en la vida diaria del país», expuso Elena, estudiante universitaria.

Hortensia, quien trabaja como camarera en un hotel, manifestó su respaldo al paro de mujeres sin embargo expuso que «voy al día y tengo que trabajar. Aunque yo quiera sumarme al paro esto es difícil porque el patrón es quien decide», indicó.

Mujeres llenan de verde y morado las calles de Oaxaca

Este domingo 8 de marzo, casi en punto de las 16:00 horas, cientos de mujeres se concentraron en inmediaciones del panteón general de la ciudad de Oaxaca, para dar inicio a la marcha que conmemoró el Día Internacional de la Mujer.

Féminas de todas las edades acudieron con distintivos como playeras color morado, pañuelos verdes, pañuelos morados, algunas con pasa montañas y otras con carteles se organizaron para salir e iniciar su caravana.

Minutos previos a la movilización, todas las participantes formaron un círculo alrededor de una mujer que traiga consigo incienso. Ella mencionó que «debían prepararse y tener las mejores vibras para dar inicio a un día histórico». Pidiendo que cerraran los ojos y que guardaran un minuto de silencio por todas aquellas mujeres que ya no están, y para pedir que se haga justicia en todos los casos de violencia de género, la mujer comenzó a para el incienso alrededor de todas las reunidas.

La marcha dio inicio, toda la ola morada y verde comenzó a gritar las consignas que previamente se difundieron, algunas incluso se compartieron en redes sociales previamente, para estar en sintonía.

Hasta el frente de la marcha se encontraban los familiares de mujeres víctimas de feminicidios. Portaban pancartas con las imágenes de las occisas, así como reclamos de justicia.

Por motivos de seguridad, las y los niños ó personas con discapacidad encabezaron la marcha.

Mientras la manifestación avanzaba, más mujeres nutrían las filas incrementando el bullicio.

La manifestación avanzó por las calles principales de la Verde Antequera, las consignas se escuchaban a una sola voz, las participantes utilizaron pancartas para señalar el acoso, mostraban a mujeres desaparecidas y a las que fueron víctimas de la violencia feminicida.

Mujeres encapuchadas realizaron pintas en las paredes de las calles y pegaban carteles con mensajes feministas y de exigencia de justicia.

Su movilización ingresó por la calle de Morelos con dirección al zócalo. En este punto las participantes se aglomeraron para comenzar con los pliegos petitorios, las consignas, cantos y denuncias.

Durante su ingreso al zócalo vandalizaron algunos vehículos del Gobierno Federal, para señalar la pasividad con la que consideran que actúan las autoridades ante la violencia de género.

Se encendieron antorchas y se escuchaban tambores para demostrar la unión.

De esa manera, las mujeres realizaron el grito esperado y también realizado alrededor del mundo, en donde se pelea por las mismas causas.

Por último, invitaron a todas las participantes a sumarse al paro convocado para este lunes 9 de marzo, en el que su ausencia será quien hable para exigir justicia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *