100 años del nacimiento de Álvaro Carrillo

*Autor de más de 500 canciones, algunas traducidas a diversos idiomas y otras aún inéditas

Oaxaca, Oaxaca, Martes 03 de Diciembre, 2019 (Fuente: Agencias).- A 100 años del nacimiento del compositor mexicano Álvaro Carrillo —2 de diciembre de 1919, en Cacahuatepec, Oaxaca— continúa vigente su legado musical que abarca más de medio millar de canciones, muchas de la cuales alcanzaron fama nacional e internacional.

Originario de un poblado que se ubica en la Costa Chica, región que comparten los estados de Guerrero y Oaxaca, Álvaro Carrillo se consideraba oaxaqueño por nacimiento e hijo de crianza de la Costa Chica de Guerrero.

Sus raíces afrodescendientes inspiraron varias de sus composiciones, como El negro de la Costa o Lindo Oaxaca, en la que se asume mixteco, además de ser considerado uno de los personajes más entrañables entre la población, que a 50 años de su deceso ocurrido a causa de un accidente automovilístico el 3 de abril de 1969, lo recuerda con orgullo.

Entre sus principales obras destacan La mentira (Se te olvida), Sabor a mí, El andariego, Un poco más, Luz de Luna, Sabrá Dios, Amor mío, Seguiré mi viaje, Cancionero, Como un lunar, La señal, Orgullo, Pinotepa, Te doy dos horas, El amuleto y muchas más, interpretadas por voces tan reconocidas como Frank Sinatra, Duke Ellington, Plácido Domingo, Marco A. Muñiz, Armando Manzanero, Luis Miguel, Vicente Fernández, Alejandro Fernández, Pepe Jara, Gloria Estefan, Rocío Dúrcal, Café Tacuba, Tania Libertad, José José, Javier Solís, Julio Iglesias, Ana Belén, Yuri, Los Panchos, Los Tres Ases, entre otros.

Algunas de sus composiciones, como Sabor a mí, han sido traducidas a diversos idiomas, pero aún quedan muchas inéditas, que son testimonio de la enorme capacidad artística y el talento musical de Carrillo.

Realizó sus estudios profesionales de Ingeniero Agrónomo (especialidad de Irrigación) en la Escuela Nacional de Agricultura (ENA) de Chapingo, Estado de México, pero se impuso su vocación musical y decidió dedicarse por completo a esta actividad. Su primer gran éxito fue Amor mío (1957) cantada por Lucho Gatica.

Contrajo nupcias con Ana María Incháustegui y tuvieron cuatro hijos: Pedro Álvaro, Mario, Ena Marisa y Gina. Los restos de Álvaro Carrillo reposan en la sección de compositores del Panteón Jardín de la Ciudad de México.

Tanto sus hijos como los cantantes que han interpretado sus temas consideran que aún falta mucho por conocer de la vida y obra de Álvaro Carrillo, sus influencias musicales como el jazz o los géneros como la chilena o el vals peruano que dejaron huella en sus creaciones, cuya vida inspiró la película Sabor a mí, interpretada por el recientemente fallecido cantante José José.

Este año, con motivo del nacimiento del gran compositor mexicano, Las hermanas García, ofrecieron un concierto homenaje, el pasado 3 de abril en la Sala Manuel M. Ponce, en el que interpretaron desde las canciones más conocidas hasta piezas que solo se escuchan en la Costa Chica de Ometepec, Guerrero, la tierra que Álvaro Carrillo decía era su pueblo de crianza.

El programa Luz de Luna Las Hermanas García cantan a Álvaro Carrillo en su Centenario, incluyó boleros y chilenas a las que las jóvenes cantantes otorgaron nuevos matices, incluidos títulos como Amor mío, la pieza poco conocida, Matemáticamente, y sus últimas composiciones, como Que sea para mí, que es el tema del actual sencillo de este dueto.

En conmemoración por el centenario de su nacimiento, la Lotería Nacional emitió un billete con la imagen de Álvaro Carrillo, cuyo sorteo se realizó ayer martes 3 de diciembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *