No mientan, en Oaxaca no hay ni paz ni seguridad: Arzobispo

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

*Se quiere dar a conocer que en Oaxaca no pasa nada y que se vive con tranquilidad, la verdad es que no es cierto y que se vive sin seguridad, vivimos con mucho miedo y terror, afirmó

*No mientan los que quieren presentar una imagen de Oaxaca que no lo es, repitió “no mientan”, mejor dedíquense a hacer su trabajo y hacerlo bien, aseguró

Oaxaca, Oaxaca, Lunes 11 de Noviembre, 2019 (Fuente: Agencias).- Pedro Vásquez Villalobos, arzobispo de la Arquidiócesis de Antequera Oaxaca, condenó la emboscada contra siete policías estatales ocurrido el pasado viernes en San Vicente Coatlán, Ejutla de Crespo, misma que dejó un saldo de cinco uniformados muertos y dos heridos.

Durante la misa dominical en la catedral de la capital de Oaxaca, señaló que “actualmente ya no se tiene respeto a las autoridades y se está perdiendo la sensibilidad por hechos que están ocurriendo en Oaxaca”.

Por eso agregó que “se quiere dar a conocer que en Oaxaca no pasa nada y que se vive con tranquilidad, la verdad es que no es cierto y que se vive sin seguridad”.

Es mentira, no es cierto, no es verdad que en Oaxaca haya paz y tranquilidad, vivimos con mucho miedo y terror, afirmó el Arzobispo, desde el altar principal del templo de la Catedral.

Lo hizo por segunda ocasión y dijo que no mientan los que quieren presentar una imagen de Oaxaca que no lo es, repitió “no mientan”, mejor dedíquense a hacer su trabajo y hacerlo bien.  

Ante los feligreses, indicó que estos policías son nuestros hermanos y reprobamos lo que sucedió, al igual de un asalto en la ciudad en donde despojaron a una mujer de dinero, le dispararon y casi la matan.

Y todavía decimos que hay paz, que no hay violencia, ni inseguridad, cuando mis hermanos obispos, subrayó el Arzobispo, Pedro Vásquez Villalobos, dicen: nos seguimos encontrando con asesinatos y muertes, por aquí y por allá.   

Ante este triste y lamentable panorama, llamó el Arzobispo a intensificar la oración como arma, y decirle a Dios que toque el corazón de los que no descubren su rostro en los hermanos. 

Toca el corazón –dijo– para que realmente tengamos paz, pero también hay que trabajar en nuestras familias y se eduque para la vida, para el respeto y para vivir el amor en la sociedad. 

Indicó el Arzobispo que algo ha fallado en nuestras casas, algo se dejó de hacer para que se presenten estas situaciones. Dijo que debe verse como formamos a los hijos que estarán el día de mañana, frente a la sociedad y en puestos públicos.

Advirtió que, si arreglamos las familias, se va ir arreglando la sociedad, pero si seguimos con familias desarregladas, seguirá el desorden y se acrecentará en la sociedad   

Destacó en la homilía de la misa dominical del medio día que celebró en Catedral, que estamos llegando al final del año litúrgico y dentro de 15 días, se estará celebrando la fiesta de Jesucristo, rey del universo.

Llamó a no perder la sensibilidad y ser sensible ante el hermano que sufre, ante el que tiene necesidades, hay que hacer algo por él y se ganará la resurrección. 

Informó que todos los Obispos de México se reunirán de este lunes al viernes, donde mirarán al país y a lo que están comprometidos, que están haciendo y que han dejado de hacer.

Pídanle a Dios para que nos dejemos iluminar por el espíritu y en esa comunión episcopal, podamos trabajar y velar por nuestra iglesia, finalizó el Arzobispo Pedro Vásquez Villalobos.  

Para concluir, el prelado dijo que es necesario que se intensifiquen la oración para que se termine la violencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *