‘Muerteada’ por ‘Santeada’

*En San Agustín de las Juntas

*La comunidad católica, basada en la idea del sacerdote Alejandro Barrita Ramírez, decidieron vestir a los niños de santos y vírgenes en vez de diablos y monstruos

San Agustín de las Juntas, Oaxaca, Miércoles 06 de Noviembre, 2019 (Fuente: Agencia JM).- El viernes 1º de noviembre en la población de San Agustín de las Juntas, Oaxaca, se rompió una de las peores celebraciones del año, donde el consumismo de alcohol y drogas predomina en perjuicio de los jóvenes.

La comunidad católica de dicha población, basada en la idea original del sacerdote Alejandro Barrita Ramírez, párroco de San Agustín de las Juntas, decidieron cambiar la celebración de la “muerteada” por la “santeada” donde los niños participantes en las diferentes catequesis de los sectores, decidieron vestirse de santos y vírgenes de la iglesia católica.

Durante esta actividad se pudo observar a santos y santas, como San Agustín Obispo de Hipona, Santa Teresa de Calcuta, la Virgen María, entre otras representaciones.

Así, en vez de celebrar vistiéndose de monstruos y seres diabólicos, el presbítero invitó a todos los creyentes a recuperar el sentido religioso de estas fechas y animar a cambiar el disfraz de monstruo al de santo.

Esta nueva celebración tiene un origen y el objetivo es que todos los niños investiguen la historia de un santo o virgen y cómo se representa. Existen más de 7,000 santos de todas las épocas y naciones.

Se demostró con esta actividad que los niños prefieren vestirse de santos, ya que para ellos representa llevar una vida útil donde no exista el alcohol, las drogas y los diferentes problemas que existen ya en nuestra vida cotidiana; los malos hábitos y pérdida de los valores. “Hay que renegar de lo macabro para dar un mensaje de esperanza”.

Ahora puede difundirse a los cuatro puntos cardinales que la “Santeada” es una procesión donde todos los niños disfrazados de santos y vírgenes caminan por las principales calles de la población, cantando alegres y felices a Dios, partiendo de un lugar específico para llegar al templo donde se realiza una misa, para pedir la integridad de la vida católica y que los niños estén en buen camino para su futuro.

La idea ahora es que en la población se eliminen ese tipo de eventos que solo dañan a la sociedad, que le dan entrada a las bebidas alcohólicas y diferentes drogas que se pueden consumir durante el festejo que admite la autoridad municipal. En la “muerteada” se ve claramente que los jóvenes menores de edad consumen bebidas alcohólicas enfrente del policía municipal, y éste se queda atónito dejando en visto lo que sucede realmente en esos momentos; la sociedad va de mal en peor con este tipo de eventos donde se están perdiendo las verdaderas costumbres del Día de Todos los Santos y Fieles Difuntos.

Cabe destacar que la prohibición de alcohol en estos eventos queda en manos de las autoridades municipales, pero lo omiten y se dan de la vista gorda evadiendo su responsabilidad.

Lo peor es que en otros eventos que organizan las autoridades municipales se confirman los fines de lucro, pues tienen la iniciativa de vender las bebidas alcohólicas incluso a personas menores de edad, ignorando el problema que se ocasiona a la sociedad.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *