Laguna de Oaxaca se vuelve rosa

*Se trata de la laguna de Manialtepec, ubicada en el distrito de Juquila, región Costa del estado

Oaxaca, Oaxaca, Jueves 10 de Octubre, 2019 (Fuente: Agencias).- La laguna de Manialtepec, ubicada en el distrito de Juquila, región Costa de Oaxaca, se tiñó de color rosa, en lo que pareció a los pobladores como un hecho insólito, sin embargo, fue derivado a un proceso de recomposición orgánica del ecosistema.

La tonalidad perduró 16 horas, hasta que, al pasar el tiempo, fue transformándose, a tonalidades verdes, hasta desvanecerse, una vez que empezó a circular el agua y regresó la oxigenación al ambiente.

La laguna de Manialtepec, que se ubica a 15 minutos del destino turístico de Puerto Escondido, es famosa por sus bioluminiscencias de color azul a causa de la descomposición de algunas algas y la presencia de platón, sin embargo, las últimas tormentas y huracanes que llegaron a registrarse en los últimos años comenzaron a tapar la boca barra con Colotepec y Coyula, lo que provoco, además de generar la pérdida de manglares, causó un proceso de descomposición orgánico, que llegó incluso a generar la mortandad de especies marinas, mojarras, por la falta de salinidad y oxigenación, reportaron en un dictamen biólogos y especialistas de la Universidad del Mar (UMAR)

Sin embargo, al irse destapando en los últimos meses, la desembocadura de la boca barra, se generó un proceso de recomposición del ecosistema y surgió la presencia de microorganismos, que han generado que se reporte un fenómeno cíclico de cambio de color del agua durante la temporada pluvial, dijo ecólogo marino Juan Francisco Meraz, especialistas e investigador en la UMAR.

Dejó claro que la laguna rosa no es dañina al ambiente, ni en perjuicio de las especies, porque no es marea roja.

Mencionó que en estos momentos el agua no está estancada, está circulando, pero hay presencia de microorganismos como algas y bacterias que, en su conjunto, generan el cambio de tonalidad.

Precisó que un grupo interdisciplinario de la UMAR trabaja en la laguna, realizando análisis más profundo para determinar las razones exactas del cambio de color, pero dependerá de los análisis clínicos para sacar una conclusión científica.

“Tendremos que esperar los dictámenes que se realizan para identificar si después de permanecer la laguna en el estado que se encuentra, puede llegar a generar una toxicidad, pero en estos momentos es muy aventurado, porque muchas veces los microorganismos que generan lagunas rosas, verdes o azules, tal es el caso de Yucatán, que se ha identificado que los microorganismos no generan toxinas.

En este caso, muchas veces hay microorganismos oportunistas que se irán reproduciendo dependiendo las condiciones ambientales y, hasta el momento, no son peligrosos, pero al circular el agua, el hábitat vuelve a recuperar su estado natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *