México, con la soga en el cuello

*El gobierno federal tiene 45 días para demostrar que medidas migratorias funcionan o habría aranceles: Ebrard

Oaxaca, Oaxaca, Martes 11 de Junio, 2019 (Fuente: Agencias).- Las medidas acordadas entre México y Estados Unidos para reducir el flujo de migrantes centroamericanos que llegan a México serán evaluadas en un plazo de 45 días, dijo en la mañana de este lunes el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

El canciller dijo en la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador que si México logra reducir el número de migrantes que entran al país, se demostrará que los pasos tomados por el gobierno mexicano están funcionando.

Marcelo Ebrard también dijo que el gobierno mexicano discutirá con Washington la posibilidad de ser un «tercer país seguro», es decir, acoger a los indocumentados que pidan asilo en Estados Unidos, si el flujo migratorio irregular no disminuye en 45 días.

En medio de especulaciones sobre el contenido del acuerdo entre Estados Unidos y México para frenar la migración que evitó que el presidente Donald Trump, ejecutara su amenaza de imponer aranceles, Ebrard aseguró haber rechazado la demanda de Washington para adoptar esa medida, pero se comprometió a examinar el asunto en estos 45 días.

«En la reunión con el vicepresidente de Estados Unidos, ellos estaban insistentes en lo del tercer país seguro o primer país de asilo», pero la delegación mexicana propuso dar un plazo para ver si el despliegue de la Guardia Nacional mexicana en frontera sur disminuye la migración indocumentada, de lo contrario México discutirá esas «medidas adicionales» propuestas por Washington, dijo Ebrard en conferencia.

También se discutiría con Guatemala, Panamá y Brasil otras medidas porque, según Ebrard, la responsabilidad migratoria «tiene que ser regional».

Dejar de lado de la mesa de negociación bilateral el concepto de «tercer país seguro» fue «el logro de la negociación más importante», alcanzado el viernes de la semana pasada, a penas dos días antes del plazo que Trump había puesto para imponer aranceles crecientes a los productos de México, destacó Ebrard.

Sin embargo, México continuará recibiendo a indocumentados deportados por Estados Unidos cuyas solicitudes de asilo ya hayan sido aceptadas para su análisis por jueces estadounidenses.

Si México aceptara convertirse en un «tercer país seguro», los indocumentados que quisieran ser asilados en Estados Unidos harían sus trámites desde el inicio en este país.

«Más o menos 10,000» personas esperan ya en territorio mexicano el análisis de cortes estadounidenses de sus peticiones de asilo, dijo Ebrard.

Como parte del acuerdo, Estados Unidos enviará a México a más personas para esperar el fallo de sus casos.

El «ultimátum» que había lanzado Trump de imponer aranceles del 5.0% a todas las importaciones mexicanas a partir de este lunes, que llegarían al 25% si México no detiene a los migrantes indocumentados, detonó «el momento más difícil» en la relación de los dos países que comparten más de 3,000 km de frontera, y cuyos Congresos, junto con el de Canadá, analizan la ratificación de su renovado acuerdo comercial, expuso el canciller en conferencia de prensa conjunta con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Como parte del acuerdo, México desplegará su recientemente creada Guardia Nacional «más rápido» en la frontera con Guatemala, concluyó Ebrard, sin dar más detalles.

EU aún podría aplicar aranceles si México no cumple con acuerdo: Pompeo

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo el lunes que su país aún podría imponer aranceles sobre los bienes mexicanos si no hay progresos suficientes en el compromiso del país vecino de frenar la inmigración ilegal.

«Si llega a darse el caso de que no estemos avanzando lo suficiente, existe el riesgo de que se impongan dichos aranceles», afirmó Pompeo a periodistas.

Este lunes por la mañana, el presidente Donald Trump señaló que firmó otra parte del acuerdo de inmigración y seguridad con México, que tendrá que ser ratificado por los legisladores del país. A su vez, amenazó nuevamente con imponer aranceles si el Congreso mexicano no aprueba el plan.

«Hemos firmado y documentado totalmente otra parte muy importante del acuerdo de Inmigración y Seguridad con México, uno que Estados Unidos ha estado buscando durante muchos años. Será revelado en un futuro no muy lejano y necesitará una votación del cuerpo legislativo mexicano», dijo Trump en Twitter.

«No anticipamos un problema en la votación, pero si por alguna razón la aprobación no llega, los aranceles se restablecerán», agregó.

El mes pasado, Trump amenazó con aranceles del 5.0% sobre los productos mexicanos, los cuales aumentararían cada mes hasta que alcanzarían un 25% en octubre, a menos de que México detenga la inmigración ilegal a través en su frontera.

Trump asegura que firmó otro acuerdo migratorio y de seguridad con México

Por su parte, el presidente Donald Trump dijo en la mañana del lunes que Estados Unidos firmó otra parte de un acuerdo de inmigración y seguridad con México que tendría que ser ratificada por los legisladores mexicanos.

El mandatario no proporcionó detalles, pero amenazó nuevamente con imponer aranceles si el Congreso de México no aprueba el plan.

«Hemos firmado y documentado totalmente otra parte muy importante del acuerdo de Inmigración y Seguridad con México, uno que Estados Unidos ha estado buscando durante muchos años. Será revelado en un futuro no muy lejano y necesitará una votación del cuerpo legislativo mexicano», dijo Trump en Twitter.

«No anticipamos un problema en la votación, pero si por alguna razón la aprobación no llega, los aranceles se restablecerán», agregó.

El mes pasado, Trump amenazó con aranceles del 5.0% sobre los productos mexicanos, los cuales aumentararían cada mes hasta que alcanzarían un 25% en octubre, a menos de que México detenga la inmigración ilegal a través en su frontera.

La imposición de aranceles fue cancelada el viernes después de que Estados Unidos y México anunciaron un acuerdo sobre inmigración. El comunicado conjunto emitido por ambos países proporcionó pocos detalles.

Un portavoz de la Casa Blanca no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *