Tráfico de terrenos, mina de oro para lotificadores en San Jacinto Amilpas

*Autoridades y ex autoridades de San Jacinto Amilpas, implicadas en el negocio

*Es una bomba de tiempo que podría estallar en un conflicto social, ante la demanda de servicios sociales

*Rancho San Rafael, la zona donde grupos como «Común de San Jacinto Amilpas» han hecho fortunas

Erwin ARAGÓN

Oaxaca, Oaxaca, Lunes 27 de Mayo, 2019.- La venta indiscriminada y, en algunos casos, ilegal, de terrenos en el paraje Rancho San Rafael, en el municipio de San Jacinto Amilpas, Oaxaca, alentada por autoridades y ex autoridades, se convierte en una bomba de tiempo que podría estallar en un conflicto social por la demanda de servicios públicos como luz, agua, drenaje, recolección de basura y pavimentación.

Y es que, a pesar de estar a tan sólo 10 minutos de distancia de la ciudad de Oaxaca, los habitantes de Rancho San Rafael carecen de lo más elemental.

Uno de los grupos que se ha beneficiado económicamente con la venta de terrenos y que en los últimos tres años ha lucrado con alrededor de 200 lotes es la asociación civil «Común de San Jacinto Amilpas», dirigida por los hermanos Juan Bautista y María Magdalena Sánchez Morales.

La necesidad de un espacio donde vivir que tienen decenas de familias es la principal razón del aumento de la franja suburbana en esa zona y de esta situación irregular comparte responsabilidad el ex alcalde Gregorio Rodríguez García, quien aprovechó muy bien el puesto que desempeñó en la administración pasada, pues sigue extendiendo actas de posesión como su fuera autoridad en funciones.

José Luis, un habitante del Rancho San Rafael, sostiene que Rodríguez García vende los documentos de posesión en 12 o 15 mil pesos, según el cliente.

«El problema es que la venta de lotes sigue avanzando», pues otro grupo encabezado por José Miguel Pérez Juárez, alias “Güero Calenda”, Raymundo Rodríguez García y Esteban Parada, con ayuda del ex alcalde Gregorio Rodríguez García, han traficado con la venta de los terrenos.

Emilio Ruiz Armengol es otro de los vendedores de tierras, quien en 1991 obtuvo el reconocimiento en asamblea para fungir como presidente y representante legal de las tierras del Rancho San Rafael.

El entonces presidente municipal de San Jacinto Amilpas, Erasmo Zavaleta Ruiz, avaló ese reconocimiento hecho por un núcleo de población, sin embargo, años antes, en 1975, Emilio fue detenido acusado de la venta de algunos terrenos que hoy son considerados pequeña propiedad del pueblo de San Jacinto Amilpas.

Recientemente Emilio Ruiz Armengol volvió a pisar la prisión por esos mismos motivos y se sabe que recibe asesoría del contador público y ex presidente municipal de San Jacinto Amilpas, Ignacio Cruz López.

Todos esos pequeños grupos han sacado una jugosa tajada económica, principalmente la organización “Común de San Jacinto Amilpas” que, amparándose en ser supuesta asociación civil, trafica con terrenos, como ya lo hizo en Brenamiel, colonia Del Maestro, parte del predio de lo que hoy es la Universidad del Golfo de México (UGM).

En medio de éste juego de intereses donde se involucra a ex autoridades, los más afectados son los que por necesidad adquirieron un lote y que no tienen para cuando el municipio los atienda con los servicios básicos.

El representante del Comité de la colonia Rancho San Rafael del municipio de San Jacinto Amilpas, Pánfilo Matías, denunció el conflicto de extensión de tierras con el municipio de Oaxaca de Juárez, que enfrentan desde hace 20 años.

En el 2017, los habitantes del Rancho San Rafael decidieron salir a exigir sus derechos pues, en voz del representante del Comité de ese asentamiento, Pánfilo Matías, denunciaron que más de mil familias se encuentran sin ningún tipo de servicio.

“No hay pavimentación ni luz, ni agua, menos seguridad y tampoco escuelas”, dijeron los inconformes al manifestarse frente a Palacio de Gobierno.

También denunciaron a Armando Franco López, Valentín López García, Víctor Velasco Juárez, Flavio Alavés Bautista, Tereso Matías Lorenzo, María Elena García López y Abraham Rivera Luis, como integrantes de un grupo que se adjudica la propiedad de las tierras.

En esta posesión de tierras surgen nombres de familias muy conocidas en Oaxaca, como la familia de María Meixueiro o Gardeazabal que se adjudican la propiedad de algunas fracciones de las cerca de 66 hectáreas de tierras que compone el Rancho San Rafael.

Y el actual ayuntamiento San Jacinto Amilpas tiene un conflicto de intereses, pues la presidenta municipal, Yolanda Santos, insiste en mantener como regidor de tenencia de la tierra al ex edil Manuel García, a quien, por cierto, acusó de no haber rendido cuentas al concluir su administración.

Y es que los tribunales confirmaron que el regidor de tenencia de la tierra es Jacinto Caballero Vargas y no Manuel García, quien ahora tiene el respaldo de la edil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *