Constructora foránea defrauda a empresarios locales

Oaxaca, Oaxaca, Martes 12 de Marzo, 2019 (Fuente: Agencias).- En Oaxaca, una empresa constructora del Estado de México defraudó en la acciones de reconstrucción de escuelas a constructores locales que tenían labor en la región del Istmo.

La empresa es una de varias que han dejado inconclusas las obras de reconstrucción de las escuelas afectadas por los terremotos en esa región.

Grupo Salcedo, empresa originaria del Estado de México, recibió del gobierno federal cerca de 79 millones de pesos y acaparó 70 por ciento de las obras de rehabilitación de escuelas dañadas por los sismos de septiembre de 2017.

De acuerdo a la queja presentada ante la Contraloría del Estado, los responsables huyeron, cerraron sus oficinas y se fueron sin pagarles a los 20 subcontratistas.

En su reclamo, los constructores afectados piden que se investigue y se castigue a los implicados.

Exigen que se indague, por órdenes de quién contrataron a esta empresa fuereña, para lograr su paradero, demandando, además de castigo, que devuelvan el dinero que les pagó el gobierno y cumpla con pagarles a los afectados.

Tomas López Pineda y Carlos Vásquez Rasgado, representantes de los constructores defraudas, reprocharon que la empresa Grupo Salcedo haya cerrado sus puertas en la zona del Istmo y que no les respondieran las llamadas para aclarar los pagos.

“Tuvimos que acudir a la capital Oaxaca a encarar a los directivos del Instituto Oaxaqueño Constructor de Infraestructura Física y Educativa (IOCIFED), donde el gobernador Alejandro Murat cesó a Mario Bustillo y designó recientemente a Adolfo Maldonado para que se aclarara la situación.

“Ellos llamaron a los responsables de la empresa y se logró una reunión, donde se acordó una nueva fecha de pagos y de liquidaciones”, detalló.

Evidencio que el acuerdo es que, en un plazo de 48 horas, inicie a pagar lo que debe a los constructores locales para que se puedan concluir las escuelas en reconstrucción.

¿Cuántas son las empresas afectadas?

-“Más de 20 empresas en la zona del Istmo; venimos nosotros tres en representación de las otras constructoras para entablar el diálogo con el gobierno”.

¿Dijeron que habían denunciado a la empresa?

-“Efectivamente, ese fue el primer paso que se hizo para poder conciliar, estábamos preparados legalmente, ya que tuvimos el temor, pero llegó el representante de la empresa a dar la cara y se sentaron a dialogar.

Precisaron que, a cada uno de los constructores les adeudan entre 1.5 y hasta 1.3 millones por compañía, y nuestras deudas son similares que tenemos con nuestros proveedores y diferentes préstamos, “hemos llegado hasta empeñar nuestros equipos, hemos dado nuestro mejor esfuerzo para cumplir, porque también tenemos la presión de los maestros y padres de familia”.

En las pruebas que tienen los afectados se evidencia que las obras fueron adjudicadas mediante asignación directa a decenas de empresa foráneas.

Además, con el aval de los constructores, como medida de presión, anunciaron que se movilizarán, que tomarán las escuelas involucradas en el fraude y cerrarán carreteras, además que no permitirán que las obras las lleguen a realizar otras constructoras.

Después de los terremotos del 2017, a través del Fondo Nacional de Desastres (FONDEN) se destinaron 2 mil 200 millones de pesos para reconstruir 970 escuelas, reportándose un avance del 80 por ciento.

La adjudicación de obra se realizó a favor de 380 constructoras, 340 empresas oaxaqueñas.

Según el IOCIFED, el retraso en la adjudicación de los fondos se debió a que fueron entregados de 7 a 9 meses de retrasos.

En la legislatura local los diputados del partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) exigieron cuentas al IOCIFED y demandaron una revisión física de las acciones, por tal motivo se creó una comisión especial plural que acudirá a las zonas afectadas para revisar el estado físico y los avances en las tareas de reconstrucción de escuelas en Oaxaca.

MÁS QUEJAS

En tanto, en la capital de Oaxaca, un grupo de padres de familia de una escuela primaria cerró calles y un puente para exigir la construcción de dos aulas que el gobierno estatal, a través del IOCIFED, se comprometió a entregar, pero no las ha ni empezado, porque argumentan que no tienen los fondos.

Los tutores advierten estar cansados de las mentiras y exigen que una instancia federal intervenga para poner orden y se cumplan los compromisos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *