Cisma en San Jacinto Amilpas por millones de pesos

*Regidores exigen una dieta de 15 mil pesos y una indemnización por 700 mil pesos

*La edil del lugar, Yolanda Santos Montaño, se quejó de violencia política

*Acusó que detrás de las acciones de desestabilización en el poblado está el diputado federal del PT, Benjamín Robles Montoya

Oaxaca, Oaxaca, Jueves 21 de Febrero, 2019 (Fuente: Agencias).- En Oaxaca, un grupo de regidores de los partidos PRI, PSD y MORENA tomaron la sede del ayuntamiento de San Jacinto Amilpas para exigir una dieta de 15 mil pesos, además de denunciar un presunto desvío de recursos por el orden de los 12 millones de pesos para dos consultorías, una de ellas presuntamente de Carlos Moreno Alcántara, ex titular de la entonces SEVITRA (Secretaría de Vialidad y Transporte del gobierno del estado).

Según el grupo de regidores inconformes, este dinero ya forma parte del presupuesto anual del municipio, que es de 49 millones de pesos.

Los inconformes también demandan una indemnización por laudo de 700 mil pesos por despido injustificado y se niegan a validar las sesiones de cabildo para aprobar la ley de ingresos.

El grupo inconforme está liderado por la ex candidata Mónica Morales y los ex presidentes municipales Víctor Amado López y Manuel García.

Los inconformes hicieron sonar las campanas y colocaron cadenas en la sede del ayuntamiento, además, cerraron la válvula del agua potable.

En tanto y en rueda de prensa, la presidenta municipal, Yolanda Santos Montaño, criticó la actitud de los concejales que ejercen violencia política, al tiempo que recriminó que quieren dañar al pueblo al querer violentar el Plan Nacional de Austeridad, donde todos los servidores públicos acuerdan bajarse el salario.

“Ellos se auto-incrementaron el salario de 7 a 15 mil pesos de forma irregular y buscan auto-pagarse laudos laborales que les deben, a costa de dejar sin recursos para obras al ayuntamiento”, recriminó.

Gisela Pérez, de la Regiduría de Hacienda; Mónica Morales, regidora de Igualdad de Género; la regidora de Salud y Deporte, Nubia Betsaida Cruz García; y Julia Zárate, titular de la Regiduría de Ecología, entre otros, fueron quienes dejaron a un lado las promesas de trabajar en beneficio de la ciudadanía y ahora buscan sangrar las arcas de San Jacinto Amilpas.

Sostuvo que la acusan de un presunto desvío de recursos del presupuesto de este 2019, cuando el presupuesto de egresos aún no ha sido aprobado.

Santos Montaño dijo que su administración encontró diferentes laudos de años anteriores, algunos desde 2011 que representan pagos por varios millones de pesos a ex trabajadores y 2 ex regidores.

“Los pagos debieron hacerlos las autoridades anteriores, quienes recibieron las notificaciones de manera oficial y no se sabe qué hicieron con el dinero”, cuestionó.

Agregó que estos laudos, que no corresponden a esta administración, junto al aumento que se autorizaron los regidores, y que rechazó rotundamente, afectarán las partidas del limitado presupuesto de egresos.

“Menos recursos significa menos obras y programas de apoyo para la gente de San Jacinto que tanto lo necesita”, puntualizó la edil.

Detalló que la administración anterior no dejó expediente alguno y no realizó el proceso de entrega–recepción, lo cual los deja, como administración municipal, con mucho trabajo por delante.

Para culminar, demandó el apoyo del gobierno de Oaxaca y de las fuerzas de seguridad estatal para que se pueda recuperar la sede del ayuntamiento.

Acusó que detrás de las acciones de desestabilización en el poblado hay gente de fuera, incluso del estado de Michoacán, culpando del chantaje el diputado federal del PT, Benjamín Robles Montoya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *