Por corrupción, federación ya no apoyará a Estancias Infantiles

*El gobierno de México dará a familias 1,600 pesos cada dos meses

*El presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró que el resto de los apoyos, como los que se destinan a campesinos, adultos mayores y personas con discapacidad, también serán de manera directa para evitar actos de corrupción

Oaxaca, Oaxaca, Viernes 08 de Febrero, 2019 (Fuente: Agencias).- Debido a presuntas irregularidades en estancias infantiles, el gobierno dará un apoyo directo de 1,600 pesos por niño a padres y madres de familia, cada dos meses.

El Presidente de la República reiteró que la entrega de los apoyos de programas sociales será “de forma directa” y no permitirá más la intermediación, aunque haya plantones y tomas de oficinas. Los líderes de las organizaciones que actuaban como “intermediarias” tendrán que entender que no recibirán más recursos, afirmó.

López Obrador explicó que, tras realizar una revisión, detectaron que hay alrededor de 300 mil menores inscritos en las estancias infantiles, sin embargo, se encontraron informes adulterados.

“Se encontró que hay informes adulterados, que no son todos en todos los casos los niños que se registran y otro tipo de irregularidades. Vamos a hacer rendir el presupuesto en más de 30 % porque en el censo que estamos haciendo estamos encontrando que no se entregaban los fondos completos, tenemos pruebas de que había corrupción en la entrega de los apoyos a la gente”, expuso en conferencia de prensa.

Al presentar la distribución de fondos para el bienestar, el mandatario reiteró que el resto de apoyos, como el de campesinos, adultos mayores y personas con discapacidad, también serán de manera directa para evitar actos de corrupción.

Respecto a las protestas recientes por las estancias infantiles, pidió a los padres y madres de familia no preocuparse porque, dijo, se va a proteger a todos, pero ahora el apoyo se hará de forma directa.

Dijo que se entregarán 1,600 pesos cada dos meses y serás los padres quienes decidan si el dinero se lo dan a una hermana, tía, o a algún familiar por cuidar a sus hijos, o bien, darle los recursos a las estancias infantiles. “Será decisión de cada familia el manejo del apoyo”.

El pasado 6 de febrero, el secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, dijo que los recursos superiores a dos mil millones de pesos asignados para este programa son más que suficientes, aunque se plantea cambiar el método de distribución de ese dinero.

Urzúa sostuvo que la propuesta es no entregar directamente recursos a estancias infantiles, sino darle el dinero para ese fin directamente a los padres, o incluso dárselos a “las abuelas” de las familias, que seguramente, dijo, cuidarán mejor a los niños.

“Con eso se puede ayudar a la abuela que va a cuidar, quizá mejor a los niños que las propias estancias infantiles. ¿Me explico? Dar flexibilidad a los padres de familia y no atarse con estancias infantiles en particular”, expresó el funcionario federal.

López Obrador consideró que la declaración de Carlos Urzúa no fue con la intención de ofender, y advirtió que no se va a dar apoyo a ninguna organización social para la entrega de los programas sociales sino que todo se repartirá de manera directa de la Tesorería al beneficiario.

El mandatario insistió en que los recursos que se destinaban en beneficio de la gente no llegaban completos porque “había moche”.

“Confiamos en los papás”

Ariadna Montiel Reyes, subsecretaria de Bienestar, aseguró que las estancias no desaparecerán ya que son de carácter privado y el gobierno no tiene las facultades de cerrar ni abrir estancias.

Detalló que los inmuebles no son de la dependencia y que la supervisión al sistema de cuidados la hace el DIF, es decir, establece las reglas y los mecanismos de alimentación, por mencionar un ejemplo.

Durante la transición de gobierno, dijo Montiel, se encontraron estancias con 15 niños, pero en las que se pagaban 30 subsidios. Para otorgar estos apoyos, era necesario que un padre o madre de familia acudiera por lo menos 15 días al mes y cinco horas diarias por lo menos, pero en muchos casos eso no se cumplía.

La subsecretaria de Bienestar explicó que la estancias cobraban un monto adicional al subsidio que daba el gobierno, y llegaba a ser de entre 2,800 y 3,500 pesos.

La funcionaria dijo que en el reglamento de cada estancia se debe notificar el monto de la corresponsabilidad. “Eso no estaba topado, era ilimitado. Entonces podían cobrar equis cantidad y ahí en eso el gobierno no tenía control De tal manera que ahora nosotros damos la transferencia, insisto, y los papás deciden a qué estancia o a qué lugar pueden llevar a sus niños, o qué esquema tienen, familiar, escolar”.

Al ser cuestionada por Denise Maerker en Radio Fórmula sobre cómo se garantizará que los recursos realmente se destinen al cuidado de los niños y para pagar una estancia y no otras necesidades, Montiel respondió: “Considero que nosotros debemos confiar en los padres y madres de familia porque siempre buscamos lo mejor para nuestros hijos”.

Argumentó que ahora la política de apoyo a niños es más amplia y habrá varios programas, cada uno focalizado.

Montiel indicó que lo que fue la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) administró el subsidio para 9,532 estancias y el gobierno federal entregaba un subsidio de 950 pesos a las estancias por cada niño, y para los menores con discapacidad, un monto de 1,900.

Insistió en que las estancias no son administradas por el gobierno, que las responsables de su operación acreditaban el número de niños con listas que notificaban a las delegaciones, quienes concentraban el tema bajo un sistema a nivel nacional.

“Este, como otros programas, no será universal, será focalizado a las madres trabajadoras que no tienen seguridad social. El IMSS y el ISSSTE tienen su esquema de seguridad social y tienen una regla: si no tienen el cupo suficiente en sus estancias, tienen que darles una transferencia monetaria, para que las mamás y papás puedan inscribir a sus niños en un sistema de cuidados”, detalló.

Amaga López Obrador con publicar lista de organizaciones ‘transas’

Por otra parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció la determinación de su gobierno de no dar más apoyos a estancias infantiles en el país al detectarse irregularidades en su funcionamiento.

Desde ahora, quienes recibirán los apoyos serán los padres de familia de los menores y quedará en sus manos decidir el destino de los mil 600 pesos que recibirán, por hijo, cada dos meses.

De acuerdo con el mandatario, ningún menor que haya sido atendido en las estancias infantiles quedará sin apoyo, pero los intermediarios dejarán de recibir los recursos públicos que les eran entregados en gobiernos anteriores de manera discrecional.

“Se va a proteger a todos los niños de las estancias infantiles, nada más que de esta forma:  se les va a entregar el apoyo directo a las padres y madres, no a las estancias infantiles, sino directo a las niñas a los niños  a través de sus padres y que ellos, con lo que les corresponde puedan entregar esos recursos a quienes administran las estancias infantiles, o que utilicen los recursos de la manera que ellos decidan porque hay irregularidades en el manejo de las estancias infantiles”, detalló.

Informó que de la revisión de los censos para el bienestar que han realizado se detectaron actos de corrupción, como por ejemplo el hecho de que el número de niños que van a las estancias no corresponden a los que están registrados como beneficiarios.

El presidente advirtió que “aunque haya plantones o toma de oficinas”, la intermediación vía organizaciones sociales o civiles no obtendrá recursos del presupuesto público como antes.

De insistir en la práctica del pasado, López Obrador anunció que hará pública la lista de agrupaciones que recibían dinero “tras negociar” con los anteriores gobiernos.

“No queremos mostrarla para no generar conflictos, que no se sientan agredidos, nada más decirles que ya no va a ser así, por si deciden tomarnos las oficinas, pues entonces sí los vamos a acusar y ya,  y ojalá entiendan que ya no se les van a entregar los recursos, pero sí tenemos la información de todas las organizaciones, sí, no quiero hablar de eso, de partidos y demás,  pero sí, organizaciones que recibían recursos, bueno, si hasta los diputados recibían moches”, afirmó.

En seguida, formuló una llamada de atención para que la gente que llegó al poder legislativo desde su movimiento no condicione ningún apoyo a sus comunidades de origen, como sucedió con los llamados moches.

Por último, destacó que al retirar la intermediación de los programas sociales se va a alcanzar un ahorro del 30 por ciento en el presupuesto público.

Pide el Senado se regresen 2 mil 29 mdp a estancias infantiles

A su vez, el Senado de la República exigió a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, resarcir los recursos que estaban destinados a las estancias infantiles en el ejercicio fiscal de 2018, así como a la Secretaría del Bienestar a emitir las reglas y mecanismos para su correcto funcionamiento.

Esto, después de que en 2018 se destinaron 4 mil 70 millones de pesos, y para el ejercicio de 2019 se recortó este presupuesto en casi el 50 por ciento, al destinar 2 mil 41 millones de pesos, es decir, 2 mil 29 millones menos.

El acuerdo aprobado por unanimidad y de urgente resolución, pide a las Secretarías de Bienestar y de Salud emitir las reglas de operación para el 2019, mediante el cual las familias sigan gozando de la prestación de estos servicios, y en las que se contemple la estimulación y educación temprana (Desarrollo Infantil Temprano), que permita la detección y atención de problemas cognitivos y psicológicos.

En el marco de los reclamos generados por prestadoras de este servicio, organizaciones y madres y padres de familia, la Junta de Coordinación Política, solicita a la Secretaría de Bienestar y a la de Hacienda, a garantizar que se definan los mecanismos que permitan materializar el derecho de las niñas y niños a cuidados infantiles en condiciones de igualdad y no discriminación, con independencia de la situación de seguridad social de que goce su familia.

Asimismo, se le exige a la de Bienestar implemente un mecanismo de transparencia en el que se detalle el correcto uso de los recursos y con ello se evite cualquier utilización que ponga en riesgo el propósito de los mismos.

Por su parte, el Senado demandó a la Secretaría de Bienestar a dar cabal cumplimiento a la Ley General de Prestación de Servicios para la Atención, Cuidado y Desarrollo Integral Infantil en el tema de estancias infantiles.

Al delinear estos cinco puntos resolutivos, los senadores de distintas bancadas coincidieron en que no se puede dejar de lado la necesidad de homologar la manera en que se materializa el derecho de los menores a recibir cuidados, protección y nutrición en la primera infancia, la cual se destacó es fundamental, ya que en ella se establecen los cimientos del adecuado desarrollo físico e intelectual.

“Es imperante la necesidad de que la operación de las estancias infantiles, cuenten con el sustento jurídico que permita ejercer con transparencia los recursos destinados a esta prestación de la que venían gozando las familias no derechohabientes a algún esquema de seguridad social, a fin de que los padres y madres puedan realizar sus labores con la tranquilidad de que sus hijas e hijos están protegidos y reciben los servicios para la atención, cuidado y desarrollo integral infantil, en condiciones de calidad, calidez, seguridad y protección adecuadas, tal como lo mandata la Ley”, se lee en el resolutivo de la Jucopo.

Más de 90% de las Estancias Infantiles funciona bien: PT

Por su parte, el diputado del Partido del Trabajo (PT), Óscar González Yañez, dijo que las irregularidades encontradas en el programa de Estancias Infantiles es en aproximadamente 3% del total y tiene que ver con alteración del padrón de niños registrados.

En su opinión, más del 90% de los lugares en donde se cuida a los infantes funciona de manera normal.

“Las irregularidades tienen que ver con alteraciones del padrón y con que la calidad de los alimentos no era la adecuada para los niños o temas administrativos como el uso de suelo”.

En entrevista, el diputado del Partido del Trabajo advirtió que resolver el tema de las Estancias Infantiles podría llevarse dos o tres semanas más.

“En especial porque se trata de sanear el asunto de fondo que es evitar la corrupción y el mal uso de los recursos”.

Cuestionado sobre las declaraciones del secretario de Hacienda, Carlos Urzúa en el sentido de que “los abuelos pueden cuidar mejor a los niños”, el diputado respondió que a veces no aplica esta opción.

“Creo que le faltó un poco de tacto al secretario, porque a veces los niños no tienen abuelos, o a veces el tema tiene que ver con una cuestión de logística para trasladar a los infantes”, dijo.

Indicó que el Partido del Trabajo opera desde hace más de 27 años la opción de los Centros de Desarrollo Infantil (CENDIS) en donde se atiende a los niños con maestras especializadas, psicólogas y se cobra una cuota muy baja a los padres de familia.

“Este esquema se considera de los mejores que se tienen en el país, incluso ha recibido reconocimientos a nivel internacional”, precisó.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *