Da AMLO perdón a presuntos secuestradores

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador dará libertad en enero a “presos políticos”

*El programa de amnistía instruido por el presidente de México alcanzaría a activistas que fueron acusados como presuntos secuestradores de dos niños en Oaxaca

Oaxaca, Oaxaca, Viernes 28 de Diciembre, 2018 (Fuente: Agencias).- Nestora Salgado García, actual senadora por el partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) y ex comandante de la Policía Comunitaria de Olinalá, Guerrero, dio a conocer una lista de quienes ha considerado presos políticos y, asegura, en breve serán liberados, entre ellos se encuentran los activistas que fueron acusados como presunto secuestradores de los niños Álvarez Benfield.

De este modo, la senadora entregó a la Secretaría de Gobernación una lista con 25 nombres, entre activistas, maestros, comuneros y estudiantes que pueden ser considerados para que se les otorgue su libertad por parte del gobierno del presidente López Obrador.

Así, el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, instruyó iniciar la amnistía a presos políticos o víctimas de represalia por parte del antiguo «régimen autoritario».

Los niños Juan José y Alexa, de apellidos Álvarez Benfield, de 15 y 11 años de edad, fueron secuestrados la mañana del 14 de enero del 2013 por sujetos armados cubiertos del rostro, en la prolongación de Cuauhtémoc, de la agencia municipal Ejido Guadalupe Victoria, cuando se dirigían a la escuela.

Durante 4 meses y medio los hermanos Álvarez Benfield estuvieron encerrados en la cisterna de un domicilio rentado en Cuilápam de Guerrero, según las investigaciones de la Procuraduría General de la República (PGR).

Fue el 17 de mayo del 2013 cuando, en un operativo, fueron detenidos los profesores Luis Gutiérrez Saldivar o Leonel Manzano Sosa; Lauro Atilano Grijalbo Villalobos; y Mario Olivera Osorio, cuando estaban reunidos con David Vargas Araujo, alias “El Güero”, identificado como dirigente del Frente Amplio de Comunidades Marginadas del Estado de Oaxaca (FACMEO), además de la profesora Sara Altamirano Ramos, ex candidata por la coalición integrada por el PRD, PAN y PT para la alcaldía de Jalapa del Marqués, del distrito de Tehuantepec, en la región del Istmo de Oaxaca.

Según se señala en el expediente, los detenidos habrían de ocupar el recurso por el pago del secuestro para la campaña de la candidata de Jalapa del Márquez, Sara Altamirano Ramos.

El 24 de abril del 2017 fue liberado por presión del magisterio oaxaqueño el maestro Mario Olivera Osorio, tras cuatro años de estar recluido en el penal de Puente Grande, en Jalisco, luego de un fallo dictado por un juez por desvanecimiento de pruebas.

A cinco años de su detención, podría ser a mediados del mes de enero del 2019 cuando obtenga su libertad el resto de los inculpados en el caso, ante la amnistía que ha anunciado ofrecerá Andrés Manuel López Obrador a los considerados «presos políticos».

La lista

Entre los primeros presos políticos que podrían ser liberados figuran luchadores sociales, policías comunitarios, maestros, estudiantes e indígenas de Oaxaca y el estado de México recluidos por defender sus tierras y sus recursos naturales.

Del listado de 199 presos de conciencia que la senadora de Morena Nestora Salgado entregó a la Secretaría de Gobernación, se dio a conocer a los primeros 25, entre ellos los seis indígenas de Tlanixco, que mantienen una lucha desde hace más de una década por la defensa del agua en esa comunidad ubicada en la cordillera del Nevado de Toluca, en el municipio de Tenango del Valle.

Dominga González Martínez, Pedro Sánchez Berriozábal, Teófilo Pérez González, Lorenzo Sánchez Berriozábal, Marco Antonio Pérez González y Rómulo Arias Mireles fueron sentenciados a 70 años de cárcel acusados falsamente de la muerte de un empresario, en un proceso lleno de irregularidades.

Igualmente, en esa lista de quienes podrían ser liberados están indígenas de la comunidad de Salazar, perteneciente al municipio de Lerma. Son Beatriz Pérez Flores, Daneyra Kikey Becerril, Yuriko Becerril Villavicencio, Miguel Ángel Vilchis García, Fermín Esquivel Rojas y Cutberto Vilchis García, quienes enfrentan prisión domiciliaria por la férrea defensa de su territorio.

También, Fidencio Aldama Pérez, de la tribu yaqui, en Loma de Bácum, sometido a proceso por oponerse a la instalación de un gasoducto en su territorio. Asimismo, Miguel Ángel Peralta Betanzos, Herminio Monfil Avendaño, Fernando Gavito Martínez, Omar Hugo Morales Álvarez, Jaime Betanzos Fuentes, Isaías Gallardo Álvarez y Alfredo Bolaños Pache, dirigentes comunitarios de Eloxochitlán de Flores Magón, encarcelados por defender sus recursos naturales y la autonomía de ese municipio ubicado en la región cañada de Oaxaca.

En ese primer listado de presos políticos que pueden ser liberados por el gobierno federal está Marco Antonio Suástegui, vocero del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la Presa la Parota, en lucha desde hace 15 años en contra de la construcción de ese proyecto hidroeléctrico en Guerrero.

También, los profesores Máximo Delgado Mójica y Sara Altamirano Ramos, la estudiante Lucía Baltazar Miranda y el defensor de derechos humanos Enrique Guerrero Aviña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *