Dialoga Murat sobre operación del ferrocarril del Istmo

Oaxaca, Oaxaca, Miércoles 28 de Noviembre, 2018 (Fuente: Agencias).- Luego de la Segunda Consulta Nacional, donde los ciudadanos salieron a votar por los 10 proyectos estratégicos del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa, sostuvo un encuentro con los nuevos representantes de Zonas Económicas  Especiales de la nueva administración federal para trabajar en las acciones que se tendrán que realizar para impulsar el Ferrocarril Transístmico.

En la consulta ciudadana, los votantes salieron a sufragar a favor de los 10 proyectos integrales que serán impulsados por el presidente López Obrador a partir del próximo 1 de diciembre.

En el encuentro, dialogaron sobre los puntos de acción que tendrán que realizarse en Oaxaca, una vez que en la consulta el pueblo dio el sí al Tren Maya y al ferrocarril Transístmico, que implicará realizar un corredor interoceánico de carga, desde el puerto de Coatzacoalcos a Salina Cruz, que podría implicar la nueva competencia al canal de Panamá y que podría implicar la firma del Tratado de Libre Comercio del Sureste de México.

En la mesa de trabajo, el gobernador de Oaxaca detalló que la zona del Istmo cuenta con ventajas para convertirse en un corredor competitivo interoceánico y un clúster de logística multimodal en la región del sureste de México.

Señaló que, basados en el fortalecimiento a la bio-economía –economía basada en el consumo y producción de bienes y servicios derivados del uso y la transformación de recursos biológicos sustentables–, Oaxaca tiene un gran potencial en sectores relacionados con la energía renovable, la agricultura y la silvicultura.

“Con todos estos recursos y su ubicación estratégica, Oaxaca aspira a convertirse en una plataforma regional. Esto requiere que Oaxaca avance hacia una bio-economía sólida”, dijo.

Murat resaltó que Oaxaca es una fuente fundamental de energía renovable en el país con la mayor producción de energía eólica, áreas importantes con alta radiación solar, canales de distribución relevantes para el gas y la electricidad y planes para convertir los residuos en energía.

Asimismo, tiene la capacidad de generar el 90% de la energía eólica del país; el Istmo de Tehuantepec tiene una capacidad potencial de 33,000 Megavatios, doce veces la producción actual de 2,713 MW de 24 parques eólicos.

“Es por ello que durante mi gobierno, hemos promovido más de 3.8 mil millones de dólares en inversiones para desplegar parques eólicos en nuestro territorio”, enfatizó.

Abundó que Oaxaca es productor de mercancías agrícolas, pero también ha comenzado a desarrollar biocombustibles con Ricinus (higuerilla). Esto se ha visto como una gran alternativa para contrarrestar los efectos del cambio climático con el uso de combustibles fósiles.

Además, Oaxaca es uno de los pocos en México con mayor potencial en términos de aprovechamiento de sus recursos forestales, debido que hay 7 millones de hectáreas de cobertura forestal, lo que equivale a casi el 5% del total nacional.

Con una inversión de 1,700 millones de dólares –dijo–, “Oaxaca promueve la construcción de una línea de transmisión eléctrica que conducirá energía limpia desde el Istmo de Tehuantepec hacia el centro y el norte del país”.

Con estas acciones se genera un buen ambiente para las inversiones que se canalizarán mejor con la creación de la Zona Económica Especial. Esto consiste en 2,423 hectáreas, incluyendo 160 hectáreas de parque industrial. Y considera la expansión de la red ferroviaria transístmica, entre Coatzacoalcos y Salina Cruz, con 308 km de vías férreas y 330 km de corredor interoceánico (la distancia más corta entre el Pacífico y el Atlántico).

“Es por ello que el gobierno de Oaxaca ya tiene un plan en marcha para materializar estas fuentes potenciales de energía, agricultura y productos derivados de la madera, para hacer de nuestro estado un importante polo de crecimiento”.

El proyecto original contempla un puente marítimo de carga de mercancías de puerto a puerto, junto a la carretera y un parque industrial de 500 millones de pesos, aunado a la operación del aeropuerto de Ixtepec que ya está en operaciones.

A la par se contempla modernizar el puerto marítimo de Salina Cruz y un plan para reconfigurar y modernizar la refinería “Antonio Dovalí Jaime” de Petróleos Mexicanos (PEMEX) en el mismo Salina Cruz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *