Denuncian presunto maltrato contra niños en preescolar

Staff OAXACADIAADIA

Oaxaca, Oaxaca, Miércoles 14 de Noviembre, 2018.- La madre de familia de un niño que cursa su educación preescolar en el Instituto “Carey”, ubicado en Pochutla, en la región Costa de Oaxaca, realizó una denuncia pública, al denunciar presuntos abusos por parte de una maestra, demandando no más abusos.

Según la denuncia pública hecha a través de la red social de Facebook por la madre de familia Geraldine Arellanes Ramos, su hijo Emiliano cursaba el 3er año de preescolar en el Instituto “Carey”, ubicado en San Pedro Pochutla, hasta el día 10 de septiembre pasado.

“Semanas atrás notaba que mi hijo ya no quería ir a la escuela, comenzó a cambiar de actitud, empezó a ser muy callado y se quedaba pensando, me decía que no tenía hambre porque había vomitado en la escuela (lo cual en ningún momento se me informó que mi hijo vomitaba), aun cuando nosotros preguntábamos como había estado en el día, si había algún pendiente, etcétera”, la respuesta es que todo había estado bien”, relata la madre de familia.

Indicó que el 10 de septiembre, después que mi hijo pasara la tarde con su abuela, llegamos a casa y lo metí a bañar, “noté que mi hijo tenía moretones en las costillas, en los tobillos y debajo del cuello; le pregunté qué le había pasado. Mi hijo me decía que nada, volví a preguntarle y me dijo que su maestra Flor Idalia S. R. lo tomaba del cuello y él vomitaba, que le pegaba y que le decía que no servía para nada, que lo sometía sobre la mesa, enfrente de todos sus compañeros”.

Geraldine agrega: “En ese momento sólo abracé a mi hijo y le dije que no pasaría nunca más eso. Que mañana él se quedaría en casa de su abuela. Esa noche no pude dormir de sólo imaginarme todo lo que mi hijo pasó cada día dentro de esa escuela y más con la maestra”.

Dijo que al día siguiente hizo la denuncia ante la autoridad correspondiente: “Mi hijo tiene muy claro a su agresora y las agresiones que tuvo, por lo cual está tomando terapia psicológica, ya que mi hijo no pude cometer un error porque inmediatamente se pone mal y dice no, no y comienza a llorar. Mi hijo a partir de ese 10 de septiembre dejó de asistir a esa escuela. Hasta el día 4 de noviembre la directora del instituto se contactó conmigo queriendo llegar aún arreglo económico, con tal de no desprestigiar a la escuela. Le dejé muy claro que no necesitamos el dinero, que mi hijo no tiene un signo de pesos, mucho menos su salud física y emocional. Que no me interesaba que la despedirá. Sólo quiero que este tipo de acciones se den a conocer, que no se quede así y que se haga justicia con esta persona”.

La madre de familia puntualiza que, “tengo por seguro que hay más niños siendo maltratados por esta maestra, mi hijo menciona a otros compañeritos que también les hacía lo mismo la maestra, y mi caso no es el único, hay otras personas que también han tenido situaciones diferentes o similares a la mía en esa escuela, lo cual les pido no se queden calladas, y si esto que hoy le paso a mi hijo va a servir para descubrir otras cosas más, adelante, no nos tenemos que quedar callados y proceder conforme a la ley. Gracias por su tiempo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *