Miahuatlán da lecciones de grandeza

*Muestra el poderío académico de la UNSIS

*En octubre la UNSIS celebra la XI Semana Cultural de la Sierra Sur, del domingo 14 al viernes 19; de lunes a viernes habrá conferencias, presentaciones de libros en sus amplias y funcionales instalaciones

Oaxaca, Oaxaca, Viernes 12 de Octubre, 2018 (Fuente: Agencia JM).- En octubre de 2018 Miahuatlán de Porfirio Díaz nos da lecciones de grandeza, no con las armas y poderío militar sino con el poderío académico.

La Universidad de la Sierra Sur del Sistema de Universidades Estatales de Oaxaca, la UNSIS del SUNEO tiene presencia en los altos foros académicos del país, el continente y el mundo. En menos de tres lustros la universidad de Miahuatlán es reconocida por las autoridades federales de salud que la carrera de Enfermería que ahí se imparte se coloca a la vanguardia en el país y no como buenos deseos o declaraciones fantasiosas, sino que es logrado por los resultados de los exámenes CENEVAL que es la instancia que certifica la calidad académica de los egresados.

Siguiendo con esa tónica, se ha instaurado la carrera de Medicina que, por el mismo rumbo, calidad sobre todo y en esa vertiente las demás carreras en esa universidad de calidad.

En la UNSIS y en las universidades del SUNEO su ruta en la academia, la investigación pura y aplicada, el desarrollo de la comunidad y la difusión de la cultura.

En este mes de octubre la UNSIS en esta senda celebra la XI Semana Cultural de la Sierra Sur del domingo 14 al viernes 19, iniciándose el domingo a las 12:00 horas con un soberbio concierto de la Banda Filarmónica Oficial del CECAM que es Centro de Capacitación Musical y Desarrollo de la Cultura Mixe de Tlahuitoltepec, pero antes habrá un recorrido por las salas de exposiciones para disfrutar de las creaciones artesanales, de pintura, escultura.

De lunes a viernes habrá conferencias, presentaciones de libros en sus amplias y funcionales instalaciones como el auditorio con cerca de mil butacas para comodidad de los asistentes y todos están invitados a los eventos totalmente gratuitos y que conducirán al orgullo de ser oaxaqueños y mexicanos abiertos al universo.

 

HISTORIA

 

Para la historia de Oaxaca cada mes tiene connotaciones diferentes y el de octubre no escapa de esta decisión de los tiempos idos y del porvenir.

De los tiempos idos tenemos en la memoria histórica los sucesos que se rememoran en la hoy heroica ciudad de Miahuatlán de Porfirio Díaz, que antes fue la Patriótica Villa y que el día dos de este mes de octubre celebraron un hecho de armas glorioso, cuando el hoy reconocido como General de División Porfirio Díaz al mando de fuerzas casi inermes, pero con un sentido patriótico elevado, hizo morder el polvo de la derrota al ejército francés y austriaco que pretendían imponer en nuestro territorio un imperio bajo la férula de casas reinantes de Europa.

En movimientos tácticos y estratégicos Porfirio Díaz avanzaba de la Mixteca, atravesando Etla, Ocotlán y Ejutla en acciones guerrilleras mientras Félix Díaz amagaba la ciudad capital desde Ixtlán y las fuerzas austro húngaras francesas trataban de contenerlos, pues avanzaban y retrocedían desconcertando a los europeos, pero Porfirio Díaz tenía bien estudiada su acción y un dos de octubre apostó un pequeño contingente entre unas milpas que a una orden del ahora general dispararon contra las fuerzas invasoras, haciéndoles creer que era como 500 elementos y no pasaban de 50, eso desconcertó a los europeos y en la Loma de los Nogales por la Pilastra, las fuerzas mexicanas arrasaron a los europeos.

Esa acción de guerra llevó a las fuerzas mexicanas a la ahora capital del estado amagando a las fuerzas invasoras desde San Felipe Neri, Díaz interceptó un comunicado de las fuerzas invasoras que enviaban refuerzos para defenderse y por noche las fuerzas mexicanas subieron por la loma, hoy de El Crestón, Hacienda Blanca, Etla, San Juan del Rey hoy del Estado y a la Loma de la Carbonera, donde casi acaba con la fuerzas imperialistas de tal suerte que los refuerzos nunca llegaron a Oaxaca y desde El Fortín, los emisarios de los invasores vieron que llegaban fuerzas francesas, pero eran soldados mexicanos utilizando los uniformes franceses y al saber la realidad las fuerzas invasoras se rindieron al General Porfirio Díaz.

Eso lo llevó a tomar Puebla el dos de abril y hacerse de la Ciudad de México donde recibió al presidente Benito Juárez, el militar mixteco entregó la Bandera nacional y fuerte cantidad de dinero en oro y plata al zapoteco estadista que marcaría la derrota del supuesto imperio de Maximiliano. Un mixteco con la fuerza de las armas entregando el poder al zapoteco con la fuerza del derecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *