Fuerzas del Orden México V.I.P.

*Por un uso responsable de las redes sociales

*La involución del ser humano

 

Marisol MADERO

[Criminóloga]

Oaxaca, Oaxaca, Lunes 03 de Septiembre, 2018.- No fueron suficientes los gritos y súplicas de su abuela que imploraba que dejaran en libertad a su nieto de tan solo 21 años (por cierto futuro abogado) que solo había ido al pueblo a comprar material y decidieron tomarse unas cervezas y para su desgracia el depósito estaba frente a una escuela, fueron acusados de “robachicos”, junto con su tío de 56 años, bastaron los rumores baratos de un portal de internet, los audios de whatsapp y los rumores de boca en boca, para extinguir dos vidas de la manera más cruel y despiadada, ante la mirada de cientos de personas y otros tantos más de celulares que grababan esa dantesca escena.

Esto tan solo es el resultado del temor y el hartazgo social, sí, eso lo tengo claro, pero, un hartazgo que la sociedad misma se ha encargado de alimentar, le explico de qué manera, cada vez que no se denuncia un delito, cada vez que se es apático y no se participa aportando en la prevención y en el cuidado individual, familiar, vecinal, ese pensamiento del yo no vi nada, no me quiero meter en problemas, la comodidad de quejarse de la corrupción pero formar parte de la cadena que la alimenta, son un sin fin de situaciones que se acumularon, pero es más fácil solo señalar al Estado como aquel que falló (y si, por supuesto que ha fallado).

Esa tarde creyeron que estaban librando al país de dos delincuentes, sin ponerse a pensar que mientras la vida de que aquel par de desafortunados hombres se extinguía, todos aquellos que participaron de manera activa y pasiva se estaban convirtiendo en aquello que estaban repudiando, unos DELINCUENTES, unos CRIMINALES.

Asesinaron a dos INOCENTES del supuesto “delito” del que los acusaban, todo por rumores estúpidos que se estaban “robando niños” cuando les aseguro que jamás nadie se tomó la libertad de acudir o llamar a la fiscalía para corroborar si existían denuncias al respecto, pero no, no pueden confirmar en las instituciones por aquello de que piensan que existe una conspiración en contra de la sociedad.

Ya lo decía Joseph Goebbels “una mentira repetida mil veces se convierte en verdad”, lo hemos comprobado una vez más, ganó nuevamente la ignorancia, la cerrazón, el miedo, el hartazgo, pero cuidado y no les digan que cada uno de ustedes y nosotros le hemos abonado a esto.

Con nada se repara este daño, con nada, pero ojalá y quede el aprendizaje al menos en un puñado de personas y los lleve a reflexionar y pensar mínimo dos veces todo aquello que comparten sin fundamento (no importa el medio), ojalá y el aprendizaje sea real y no se queden con la estúpida idea de “pues ni modo, algo más deberían o al menos los que piensen en hacerlo ya no lo harán”.

Y bueno, ya ni decir de los colegas, amigos, amigas, etc., que forman parte también de esta bola de personas que comparten información sin fundamento y que le abonan a la incitación social de “hacer justicia por sí mismo”.

Hoy me quedo con muchas más ganas, valor, entusiasmo, responsabilidad y compromiso de seguir trabajando en #prevención aún falta tanto por hacer, tantas personas por sensibilizar, tanto por ayudarles a generar conciencia que la seguridad es una corresponsabilidad individuo – estado.

Bastaron años de omisión, bastaron años de ayudar a incrementar la cifra negra del delito, bastaron años de apatía, bastaron años de quejas, bastaron años de pasividad, bastaron años de comodidad, bastaron tan solo unos años para que la sociedad iniciara el camino a la involución, camino a la barbarie, la normalización de la violencia nos ha mostrado el camino directo a la deshumanización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *