Gracias a su perro, al bote

*Perro mata 15 pollos y su dueño se va a la cárcel en Oaxaca

*Denuncian abuso de autoridad

*Sergio Giles fue detenido por tan sólo pedir dialogar con el síndico de Zapotitlán

Huajuapan de León, Oaxaca, Sábado 25 de Agosto, 2018 (Fuente: Agencias).- Una familia del municipio de Zapotitlán Palmas denunció el abuso de autoridad del síndico municipal, Francisco Reyes Martínez, quien presuntamente de manera arbitraria metió a la cárcel a un familiar de una persona originaria de esta localidad, tras solicitar un diálogo con la autoridad local.

Sergio Manuel Giles Martínez, quien dijo ser originario de la Ciudad de México, pero propietario de un predio en la comunidad de Zapotitlán Palmas, aseguró que acudió a la presidencia municipal de esta localidad en la región Mixteca, con la finalidad de entablar un diálogo con la autoridad local, toda vez que, desde hace unos días, personal de la sindicatura ha hostigado a sus familiares, quienes están bajo resguardo de uno de sus predios en esta comunidad.

Giles Martínez dijo que el problema se originó la semana pasada, cuando su vecino colindante del predio se quejó con la autoridad municipal de que el perro del señor Cándido Martínez –familia que cuida su terreno– había matado 15 pollos de 100 pesos cada uno, por lo que la familia que cuida su terreno estaba obligado a pagar mil 500 pesos, situación que se les hizo un abuso.

Explicó que, sin investigar los hechos, el síndico municipal hizo firmar a la familia de Cándido Martínez un documento en donde se les obliga a pagar; sin embargo, están pidiendo que se investiguen los hechos y que se comparezca a ambas partes.

Indicó que, sin conocer las normas internacionales, los policías municipales acudieron al domicilio del señor Cándido Martínez y detuvieron al perro –acusado de comerse unos pollos– y fue encarcelado, el cual también fue brutalmente golpeado.

Sostuvo que la situación se salió de control este viernes, justo cuando él y sus familiares acudieron a la sindicatura para dialogar con la autoridad, pero al negarse, el síndico Reyes Martínez ordenó a 15 policías que esposaran y posteriormente lo retuvieran en contra de su voluntad, a Giles Martínez.

El originario de la Ciudad de México comentó que este hecho es un abuso de autoridad, por lo que exigieron la presencia de la Secretaría General de Gobierno (SEGEGO) y que en las localidades en las que se rigen bajo el sistema normativos internos no se sigan cometiendo más abusos de autoridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *