Ambientalistas y cineastas de Bélgica sembraron árboles en San Agustín

*Es ejemplo para este pueblo, de aproximadamente trece mil habitantes, que los jóvenes de Bélgica hayan sembrado árboles de pinolimón, en el paraje El Palenque que es parte alta de San Agustín de las Juntas

San Agustín de las Juntas, Oaxaca, Domingo 12 de Agosto, 2018 (Fuente: Agencia JM).- Un grupo de ambientalistas de Bélgica, Holanda y Alemania sembraron árboles en el paraje El Palenque de San Agustín de las Juntas, en apoyo al proyecto de Isaac García Juárez, Presidente del Comité de Ecología; degustaron la gastronomía y se tomaron la foto del recuerdo en el kiosco de la localidad.

Se trata de jóvenes profesionistas, pero apasionados ambientalistas, son un equipo de cineastas de “apoyo a las causas que merecen apoyo”. Estuvieron en San Agustín los días 11 y 12 de julio, e Isaac les brindó hospedaje y alimentación en su domicilio.

Es ejemplo para este pueblo, de aproximadamente trece mil habitantes, que los jóvenes de Bélgica hayan sembrado árboles de pinolimón, en el paraje El Palenque que es parte alta de San Agustín de las Juntas.

El inusitado encuentro se inició por la música callejera, cuando el profesor Isaac y su esposa Dora paseaban por la explanada del monumental templo de Santo Domingo de Guzmán, en la capital oaxaqueña, en donde estaba un grupo de jóvenes, entendiéndose en un esforzado inglés.

Así se fueron conociendo, y explicaron que eran de diferentes nacionalidades, pero todos de países bajos, en frontera con Alemania y que salieron a recorrer el mundo para conocer los efectos del calentamiento global.

Contaron que empezaron su recorrido en Canadá y continuaron conociendo México que también tiene desierto; recorrieron todos los estados que están sobre la carretera internacional, hasta llegar a Oaxaca.

García Juárez les platicó a los extranjeros de la Guelaguetza, pues ya se acercaba el Primer Lunes del Cerro, pero le dijeron que eso no les interesaba, que se conformaban con conocer el centro de Oaxaca.

Platicaron que partirían para Puerto Escondido a la mañana siguiente; esa noche era el 10 de julio y ellos se irían el 11 a Puerto, porque estaban en eso de conocer el efecto del calentamiento global y necesitaban conocer el mar de Oaxaca.

Les ofreció hospedaje, pues estaban también con unos universitarios de la UNAM, y ya hospedados les enseñó unos videos y fotos de su trabajo de forestación en El Palenque, y cuando lo vieron todos se asombraron, por el récord de los 1270 árboles sembrados en tiempo sequísimo y regados con cubetas.

Y allí cambió el itinerario de su viaje, el capitán de ellos que es Vadislav Dimitrij Borocov exclamó: “¡tenemos que ver ese proyecto y registrarlo para hacer un documental! Le preguntaron a Isaac: ¿es posible? a lo que respondió: ¡por supuesto!

La historia continuó, pues aparte por la canción que Isaac les cantó en la explanada de Santo Domingo se identificaron porque piensan parecidamente, pues él cantó la canción del Partizano, de los movimientos socialistas de Italia, “y yo canté ‘Palabras para Julia’, de Paco Ibáñez, y juntos tarareamos la Marsellesa, y terminamos cantando el himno de la ‘Internacional Socialista”. Y así fue como el día once llegaron a casa de Isaac García, en San Agustín de las Juntas.

El anfitrión fue muy atento, y juntos comieron; los llevó a la casa de Margarita, la esposa de Andrés para ver cómo se hacen las tortillas a mano de San Agustín, y comieron tacos de queso, se tomaron unas cervecitas “porque hacía un calor tremendo”. La pasaron de maravilla cantando y más tarde tomaron un chocolate de Mitla, Pinole de Zaachila, café de San Sebastián Yutanino y unos plátanos de Teojomulco.

Al otro día, después de desayunar unas empanadas de amarillo, cafecito y chocolate; el capitán dijo: ahora sí ¡a conocer el proyecto que va a salvar al mundo! Y se fueron al Palenque en donde quedaron asombradísimos.

Allí empezó el recorrido y la primera parte del filme, la otra se realizó el día doce, y bajando de allá, aproximadamente a las dos de la tarde fue la partida de ese equipo, pero Isaac los invitó a tomarse la foto del recuerdo, teniendo como fondo el kiosco, que San Agustín puede presumir como la joya que decora el centro de la población.

De esta manera estuvo en San Agustín de las Juntas un grupo de ambientalistas de corte internacional, que seguramente pone a este pueblo en la órbita mundial; solo falta que el gobierno federal y estatal no ignoren el trabajo que se está realizando en materia ecológica.

Luego de la visita, el capitán de los ambientalistas, Vadislav publicó en su red social: Dit is Don Isaac en hij is mijn held. Plantte in het laatste half jaar eigenhandig 1270 bomen in zn dorp. Daarover later meer haha. “Él es don Isaac y él es mi héroe. Plantó 1270 árboles en su aldea en los últimos seis meses. Acerca de eso más tarde jaja”, en alusión al documental que se prepara.

 

EL DATO

 

El profesor Isaac García Juárez y su Comité de Ecología, sin cobrar sueldo trabajan con mucho entusiasmo y responsabilidad, pero carecen de apoyo de su Presidente municipal de usos y costumbres, Tomás Pérez López que le arrebató un proyecto de ecología y medio ambiente, que ahora maneja a la deriva, pero con fines político electorales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *