Querían madrugar a comerciante

*Denuncian al administrador del Mercado de Abasto, cómplice de dicho abuso

 

Othón GARCÍA DÍAZ

Oaxaca, Oaxaca, Miércoles 18 de Julio, 2018.- Por abuso de autoridad, robo, daños materiales, abuso de confianza y demás que se configuren, fueron denunciados, el administrador del Mercado de Abasto y sus inspectores municipales, querella interpuesta por comerciantes del mercado más grande de Oaxaca.

Frente al personal de la Fiscalía General, la víctima solicitó que se aplique las justicia conforme a derecho.

Según la narrativa de la denunciante, los hechos ocurrieron el pasado sábado 14 de julio, alrededor de las 23:30 horas, en un negocio de pan en el Mercado de Abasto de esta capital.

La denunciante, Rosalba G., se presentó ante el fiscal y manifestó que el pasado sábado, alrededor de las ocho de la noche, cerró su negocio de pan, ubicado en el local 89, para luego irse a su casa, pero alrededor de las 23:30 horas recibió una llamada a su celular, donde le avisaron que unas personas estaban abriendo su caseta de pan.

Al enterarse, se trasladó junto con su esposo a la caseta ubicada en la zona húmeda de dicho mercado y, al arribar, efectivamente, su caseta estaba abierta y les había sacado sus panes y unos clavijeros de fiero.

Para ese momento, al interior se encontraban aún varias personas pintando, por lo que la afectada preguntó por qué había abierto el negocio, a lo que un pintor respondió, “a mí me contrató un señor de nombre Rigo; enseguida la dueña ordenó que ya no siguiera pintando.

Después, el pintor llamó vía telefónica al mencionado Rigo, mismo que se presentó minutos después en el lugar, por lo que la víctima inquirió a dicha persona con qué derecho había abierto el negocio.

Rigo respondió que ya había comprado el negocio con el hermano de ella.

Rosalba respondió que eso no era posible, ya que los documentos de dicho negocio están a su nombre, una herencia de más de 20 años que le dejó su padre, ya fallecido. La ofendida incluso mostró papeles de la posesión de dicho negocio.

El tal Rigo dijo, entonces, que hasta el mismo administrador ya sabía de dicha compra-venta con el hermano de Rosalba.

Fue por eso que la mujer presentó su denuncia ante la Fiscalía, como probables responsables de los delitos que le imputan, asimismo, acudió a la Contraloría municipal, donde también exhibió sus papales, que todos están en orden, por lo que solicitó que le reparen el daño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *