URO, con cuentas pendientes, dicen activistas

Foto: despertardeoaxaca.com

*Organizaciones sociales y maestros marcharán este lunes

*Se quejan de agresiones ocurridas durante los años 2006 y 2007

*Líderes gremiales se quejan de la aparición del ex gobernador URO en la vida local y nacional

Oaxaca, Oaxaca, Lunes 16 de Julio, 2018 (Fuente: Agencias).- En Oaxaca, profesores de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y activistas, marcharán este lunes 16 de julio para exigir castigo contra el ex gobernador Ulises Ruiz, por las agresiones del 2006 y 2007, donde el activista Emeterio Marino Cruz quedó parapléjico.

La movilización se realizará del acceso norte del cerro del Fortín, y avanzará al zócalo de la capital.

Los convocantes, entre ellos el representante de la sección 22 de la CNTE, Wilbert Santiago Valdivieso, reprobó la aparición del ex mandatario estatal en la vida política de Oaxaca y del país, por carecer de calidad moral.

El 16 de julio de 2007, Emeterio Marino Cruz fue golpeado y “torturado” en inmediaciones del Cerro del Fortín, cuando se realizaba una manifestación de la extinta APPO para boicotear las fiestas de la Guelaguetza, dándose un choque con policías.

En dicha fecha, se cumplía un año de la revuelta social que vivió la ciudad de Oaxaca y que dio paso a la creación de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO).

“Ulises Ruiz Ortiz cometió contra el magisterio oaxaqueño un crimen que no se olvida, las caravanas de la muerte afectaron la vida de varias familias, y tenemos el caso de Emeterio Marino Cruz, quien lastimosamente fue afectado y no volvió a recuperarse”, señaló.

Por eso, a 11 años de esta agresión, decidieron movilizarse y “señalar a Ulises Ruiz, para denunciar que no hay justicia a la fecha, de que el crimen sigue impune y tenemos que alzar nuevamente la voz para que se escuche la demanda”, indicó.

Para la Sección 22, el ex gobernador Ruiz no será bien visto realizando actividades políticas, debido al daño causado a la sociedad oaxaqueña y por la injusticia que existe después de más de una década.

Asimismo, la hija del afectado, Karen Cruz, externó que el caso de Marino Cruz no ha cambiado, la persecución, el hostigamiento se mantienen contra la familia del activista.

Aseguraron que Emeterio Merino quedó con secuelas físicas graves después de la agresión que lo llevó al hospital el 16 de julio de 2017.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *