Plantón magisterial daña inmuebles históricos

*“De acuerdo al artículo 52 de Ley Federal Sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos de México, la persona que cause daños en un inmueble histórico tendrá que cumplir una condena en prisión de tres a diez años”

Oaxaca, Oaxaca, Miércoles 30 de Mayo, 2018 (Fuente: encuentroradiotv.com y nvinoticias.com).- Los primeros daños por la instalación del plantón magisterial en el Zócalo de la Ciudad, empiezan a ser visibles en inmuebles emblemáticos de Oaxaca, como la Catedral Metropolitana y el Teatro “Macedonio Alcalá”.

Desde el pasado lunes, cuando los agremiados de la Sección 22 de la CNTE arribaron a la capital, dañaron seis lámparas del Teatro “Macedonio Alcalá”, por colocar mecates y tenderos para sostener las lonas para cubrirse de los rayos del sol durante el plantón.

También la fachada principal de la Catedral Metropolitana de Oaxaca, fue perforada con clavos para colocar los lazos, esto por un maestro que desconocía que dañar este tipo de inmuebles es un delito federal que se castiga con cárcel.

De acuerdo al artículo 52 de Ley Federal Sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos de México, la persona que cause daños en un inmueble histórico tendrá que cumplir una condena en prisión de tres a diez años y cubrir una sanción económica.

“Al que por cualquier medio dañe, altere o destruya un monumento arqueológico, artístico o histórico, se le impondrá prisión de tres a diez años y multa hasta por el valor del daño causado. Cuando el daño no sea intencional, se estará a lo dispuesto en el capítulo de aplicación de sanciones a los delitos culposos del Código Penal Federal” dice textualmente esta ley en el capítulo seis correspondiente a las sanciones.

Por los daños ocasionados a estos inmuebles no hay ninguna persona detenida y ningún pronunciamiento por parte de la dirigencia Sindical de la Sección 22 de la CNTE.

Además, dos luminarias del primer cuadro de la ciudad fueron derribadas por los mentores, luego de que colocaron mecates para instalar el plantón indefinido. Hasta este martes, en la calle Fiallo aún permanecían los restos de una de las luminarias que resultó dañada.

Desde este lunes los maestros disidentes utilizan la mayoría de las luminarias para sostener sus lonas, en algunas se pueden observar más de cinco mecates que las sujetan para que no sean derribadas por la lluvia o el viento.

 

Zócalo y Alameda de Oaxaca, víctimas del plantón magisterial

 

La zona centro de Oaxaca de Juárez perdió todo su esplendor. Un cúmulo de mecates que sostienen extensas lonas de plástico invadió la totalidad de su espacio abierto, mientras las dos principales plazas públicas se convirtieron en un gran mercado.

Para turistas y ciudadanos en general, atravesar el Jardín de la Constitución, mejor conocido como Zócalo, además de la Alameda de León, es toda una verdadera odisea.

El panorama es más desalentador para los monumentos históricos que aguardan de pie y son testigos mudos del daño a Oaxaca; incluso son las “víctimas” directas.

Un martillo dio directo en la fachada de la Catedral Metropolitana; el ruido fue perceptible a varios metros de distancia. Un profesor, con saña, golpeó una y otra vez, como si aquella cantera fuese el gobierno que aplica oídos sordos y ojos ciegos a lo que pasa en la ciudad.

El calor era tremendo; pero al fin, el profesor dejó casi al fondo de la cantera, un clavo que sería el soporte principal de su campamento. El resto de los ciudadanos fueron observadores mudos.

Pero los destrozos se fueron extendiendo; en la calle de Reforma, una de las lámparas antiguas que adornan el paso, fue derribada; y metros adelante, una más se encuentra inclinada hacia el frente, al no soportar el peso de las cuerdas. El Teatro Macedonio Alcalá es otro de los monumentos más afectados.

 

Mil 600 monumentos históricos

El corazón de la ciudad capital, conformado por 544 hectáreas, alberga mil 600 monumentos históricos catalogados, de los cuales al menos una veintena está en riesgo por daños directos provocados por el plantón magisterial.

El Centro Histórico de Oaxaca de Juárez es único por su composición arquitectónica, pero se ve amenazado por la “inconsciencia” de algunos trabajadores de la educación.

Los edificios históricos catalogados como tal, no sólo preservan la belleza de su infraestructura, guardan la historia y memoria de la ciudad, son parte del paisaje urbano y espectadores de la transformación de la ciudad, incluso de los momentos álgidos y batallas épicas en la que los profesores han sido protagonistas.

 

Aumentan los desechos

 

Con la invasión de las calles del primer cuadro de la ciudad por alrededor de 10 mil profesores de la Sección 22 del SNTE, la basura es otro de los problemas y daños que se generan.

El primer día, el ayuntamiento de la ciudad reportó un incremento de un 30 % más desechos humanos, lo que representa entre 1.5 a 2 toneladas más de lo que se recolecta habitualmente en esta zona.

Aunque los docentes permiten que los trabajadores de limpia hagan su trabajo de recolección, el problema es que debido a que más de una cuadra a la redonda, las calles están obstruidas por el plantón, los camiones recolectores se ven impedidos a realizar sus actividades.

El riesgo es que, de acumularse los residuos sólidos, con ello se incremente la fauna nociva y se convierta en un foco de infección para las personas que se encuentran ahí.

 

A sortear mecates

 

“Me lleva, pin…. maestros, para lo único que sirven es para estorbar”, gruñe entre dientes una joven con mochila a la espalda, a la que un mecate amarrado de extremo a extremo de la calle de Guerrero se le enrolla en el chongo de su cabeza y quedó atrapada un instante.

La joven, cuya premura en el paso es visible, lanza una que otra maldición; más adelante, se ve en dificultades de nuevo al no poder sortear una casa de campaña que invade la banqueta.

Pero las lonas y casas de campaña no son la única dificultad, pues con anuencia de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), decenas de comercios informales adheridos a diversas organizaciones, pero principalmente las que son sus aliados, se apropiaron de todo espacio, banqueta y lugar libre.

Merolicos, artesanías, ropa, artículos de belleza, fritangas, perfumes, plantas, trastes de madera y hasta ropa interior encuentras en el Zócalo de la ciudad, el gran mercado público de todos los años.

Organizaciones como la Unión de Artesanos y Comerciantes Oaxaqueños en Lucha (UACOL) que lidera Adán Mejía, llegó con decenas de ambulantes a apartar lugares en el Zócalo.

Durante los años 2014, 2015 y 2016, la presencia constante de grandes grupos de vendedores informales por largos periodos de tiempos, derivó en pérdidas económicas para las empresas locales.

Comerciantes se manifestaron preocupados porque con los campamentos por parte de ese grupo y profesores, provocan el incremento de la delincuencia en la zona.

 

Asfixia plantón magisterial al Centro Histórico de Oaxaca

 

A dos días de instalado, el plantón de los maestros colapsó los servicios en al menos ocho manzanas del Centro Histórico.

Escasez de agua en los hoteles y restaurantes, gas y recolección de la basura, son problemas agudizados para el comercio de la zona de principal devastación económica por las movilizaciones de la sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Al menos un 50 por ciento de los establecimientos se surte de agua a través de pipas, sin embargo, éstas no han podido ingresar debido a la presencia de mantas, lonas y casas de campaña en las calles.

La presidenta de la Alianza Empresarial y Comercial de Oaxaca (AECO), Esther Merino Badiola indicó que son al menos 350 comercios los ubicados dentro de las ocho manzanas que abarca el área de plantón.

“El problema de la basura comienza a ser crisis”, dijo.

Por otro lado –agregó– en el tema económico, las ventas se desplomaron en un 80 por ciento.

“Si antes estábamos mal, ahora estamos peor. Si vendíamos mil pesos, el lunes vendimos 200 pesos” expuso.

Consideró que no hay sector comercial sin afectación pues el consumo de los docentes se centra en los negocios informales, principalmente en el de venta de alimentos.

“Sí vemos que mucha gente entra a las tiendas, pero no compra”, declaró.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios Turísticos (CANACO-SERVYTUR), Juan Alvizúa, indicó que en algunos casos han tenido que trabajar a media cortina debido a que “hay un ambiente hostil”.

En el caso de sus agremiados, los giros más afectados han sido los de venta de alimentos y calzado, pero en promedio –expuso– las ventas cayeron en un 40 por ciento.

La queja principal entre los comerciantes es el fuerte olor a basura por la acumulación de ésta en los dos días de plantón y la combinación con el calor que ha prevalecido desde hace más de una semana en la entidad.

El líder de la cámara empresarial rechazó las voces que aseguran que detrás de las quejas del sector empresarial existe la intención de exigir indemnizaciones del gobierno o condonación de impuestos.

“Lo que es cierto es que si no tenemos ventas no pagamos impuestos y si no hay pago de impuestos el gobierno no tendrá para pagarles su sueldo a los maestros”, expuso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *