Podría Mafud dejar la SEGEGO

*El trabajo serio, responsable y pacificador del equipo de Héctor Anuar Mafud no luce

 

Mario GIRÓN

Oaxaca, Oaxaca, Miércoles 18 de Abril, 2018.- Trascendió la próxima renuncia de Héctor Anuar Mafud, al cargo de secretario general de Gobierno. Se estableció que el documento ya fue redactado por el experimentado servidor público, en desacuerdo con el hecho de no recibir apoyo necesario a fin de contribuir a la gobernabilidad.

Por ejemplo, la falta de oficio político en otras instancias no ha permitido brindarles continuidad a los acuerdos de pacificación, que la SEGEGO ha alcanzado por la vía del diálogo con gremios y organizaciones sociales que al sentirse desatendidos por quienes se comprometieron a una mesa de trabajo, suelen responder de inmediato bloqueando la zona norte de la ciudad, principalmente, lo cual afectando a capitalinos sin nada que ver en temas de asuntos oficiales.

La capacidad negociadora y pacificadora del funcionario se ha puesto en tela de duda, merced a los recientes acontecimientos de agitación, sobre todo en Oaxaca de Juárez, en donde el colmo de males es que unos cuantos, mujeres y hombres, desquiciando la ciudad a través de bloqueos, hasta entrada la noche, el pasado lunes

Por ejemplo, a los bloqueos se agregó el enfrentamiento a balazos entre mototaxistas en San Juan Chapultepec. Una situación que no debió suceder y poner en riesgo la seguridad de la ciudadanía, en ese rumbo de la ciudad, si hubieran atendido en tiempo y firma el tema de las unidades piratas establecido con antelación.

El trabajo serio, responsable y pacificador del equipo de Héctor Anuar Mafud no luce, como tampoco trasciende cuando los temas por resolver pasan a otra instancia, en donde el personal luce más relajado, como si no interesara cuidar la buena imagen del Gobierno de Oaxaca, pero sobre todo, garantizar en la ciudad como en Oaxaca en general, evitar que unos cuantos desquicien el ambiente de paz, al que la población tiene derecho de disfrutar, una obligación descuidada por el Poder Ejecutivo desde tiempo inmemorial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *