Piden seguridad en COBAO de Pueblo Nuevo

*La petición ante los constantes robos y asaltos a mano armada acontecidos en inmediaciones del plantel educativo y en la zona

*Habitantes de las diversas colonias de la citada agencia municipal buscan la manera de formar brigadas de seguridad para hacerle frente a la delincuencia que impera en la zona y amagan con hacer justicia por propia mano

 

Honorio JUAN RAMÍREZ

Oaxaca, Oaxaca, Jueves 08 de Febrero, 2018.- Padres de familia del Centro de Bachilleres del Estado de Oaxaca (COBAO) y habitantes de las diferentes colonias que conforman la agencia municipal de Pueblo Nuevo, ubicada al norte de esta capital, cansados de la alta inseguridad que prevalece en la zona, exigen seguridad de manera urgente a las autoridades correspondientes, pues en al menos dos ocasiones un y una estudiante del plantel educativo fueron víctimas de robo.

El primero de ellos fue lesionado con un cuchillo por su atacante, dichos delincuentes cuentan con antecedentes de reincidencia delictiva, los cuales fueron detenidos por habitantes y a quienes pretendieron linchan en diferentes casos, sin embargo, policías municipales intervinieron en su rescate.

Por estos hechos, ciudadanos de esa demarcación se organizan y buscan la manera de formar brigadas de seguridad, para hacerles frente a estos delincuentes y hacer justicia por propia mano, debido a que no tienen apoyo por parte de la policía, aun teniendo un módulo de vigilancia cerca del COBAO en Pueblo Nuevo.

Los inconformes argumentan que la reincidencia delictiva es debido a la inoperancia y falta de funcionalidad del nuevo Sistema de Justicia Penal, pues aseguran que horas después de haber sido detenidos, los presuntos delincuentes quedan en libertad, a un cundo existe parte agraviada que los denuncie, pues este tipo de delitos son considerados para la justicia como “no  graves” y no requiere de prisión oficiosa, por lo cual los agraviados  se quedan con la percepción de que “no hay aplicación de la ley” y optan por hacer justicia por propia mano y recurren a los linchamientos.

Por ello, habitantes de algunas colonias de Pueblo Nuevo han colocado una serie de lonas y cartulinas con amenazas a los delincuentes, para poner fin a esa situación, pues ya se encuentran cansados de la delincuencia que azota la zona, advierten a las personas que pretendan realizar actos delictivos, se atengan a las consecuencias ya que tomarán la justicia por su propia mano.

 

¿Qué son los linchamientos?

 

Los linchamientos son “agresiones y castigos infligidos a individuos a quienes se asocia con delitos de distinta gravedad” y que tienen “el carácter generalmente anónimo de los participantes en el acto con una función punitiva”, definen investigadores.

Ese anonimato y la espontaneidad con la que surge un evento de linchamiento “le imprimen un carácter altamente violento y pasional que genera en los participantes el sentimiento compartido “del deber cumplido”, de acuerdo a estudios.

 

¿A qué se deben?

 

“Los linchamientos generalmente suceden donde hay una pobre respuesta de parte de las autoridades y una pobre construcción de respeto y confianza en las instituciones, por parte de la ciudadanía”

Los linchamientos tienen diferentes causas en términos específicos, pero una misma causa en términos generales.

“La mayoría de los linchamientos tienen como causa el robo, la violación o el abuso policiaco, pero son causados en términos generales por la crisis de autoridad: el no castigo al robo, el no castigo a la violación o el no castigo al abuso policiaco, o el castigo insuficiente a cualquiera de ellos. Es cuando la autoridad no cumple como debiera”.

Aunque no justificados, son la expresión del hartazgo de la ciudadanía por esperar la justicia que deben procurar las autoridades y que no llega.

 

Los linchamientos no son considerados como un delito específico

 

Los linchamientos no son considerados por las autoridades como un delito específico, sino que los engloban en otros como homicidio o lesiones.

Juan Francisco Torres Landa, secretario general de la Fundación México Unido contra la Delincuencia, define los linchamientos como “un fenómeno muy preocupante porque no es otra cosa sino que llevar a la práctica uno de los principios fundamentales que la Constitución prohíbe: la impartición de justicia por la propia mano”.

Pues el artículo 17 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, dice:

“Ninguna persona podrá ejercerse justicia por sí misma, ni ejercer violencia para reclamar su derecho.

“Toda persona tiene derecho a que se le administre justicia por tribunales que estarán expeditos para impartirla en los plazos y términos que fijen las leyes, emitiendo sus resoluciones de manera pronta, completa e imparcial”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *