Personal de salud sigue movilizándose

Oaxaca, Oaxaca, Domingo 28 de Enero, 2018 (Fuente: Agencias).- Médicos y enfermeras de la sección 35 y subsección 07 del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud se radicalizaron y, a 12 días del paro en 14 hospitales y 300 clínicas que se cumplieron este domingo, tomaron por segunda ocasión la caseta de cobro de la autopista Oaxaca-México, además de cerrar calles y cruceros en la ciudad de Oaxaca.

Los enfermeros exigen le recontratación de 2 mil 200 trabajadores que fueron despedidos y mil comisionados, y exigen la renuncia del secretario de Salud Juan Díaz.

El líder de la gremial, Mario Félix Pacheco, emplazó el gobernador Alejandro Murat a que cumpla sus demandas, de lo contrario amagó con estallar un paro indefinido.

Aceptó que ya cuenta con aliados para intensificar su jornada de lucha, tal es el caso de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

 

ACCIONES RADICALES

 

En su asamblea, la sección 35 del SNTSS emplazó el gobernador Alejandro Murat a cesar a su secretario de salud, Juan Díaz Pimentel, por haber realizado una purga interna en la nómina de la Secretaría de Salud, donde despidió a 3 mil trabajadores.

Los inconformes anunciaron movilizaciones como la toma de la caseta de cobro de la autopista Oaxaca-México.

Continúan este lunes con la toma de los accesos principales a la ciudad, incluyendo el aeropuerto.

En tanto que el martes anunciaron el bloqueo de todas las dependencias del gobierno estatal y federal.

A su vez, el miércoles los médicos y las enfermeras amagaron con tomar plazas comerciales y cerrar comercios.

Previo a estas acciones, los paristas difundieron en redes sociales imágenes donde repudian el recorte de personal en dicha Secretaría.

 

LAS IRREGULARIDADES

 

Por su parte, Díaz Pimentel señaló que la nómina de los Servicios de Salud creció indiscriminadamente hasta albergar a más de 18 mil trabajadores, de los cuales señala que más de dos mil 300 fueron contratados ilegalmente, al no existir cobertura presupuestal para ello.

Dijo que esa situación ha generado una deuda superior a los seis mil millones de pesos, así como un déficit anual superior a los mil 700 millones de pesos. Por ello, dijo, era apremiante terminar con esta situación para evitar que, en los cinco años siguientes, dicha deuda rebasara los 15 mil millones.

Indicó que en la nómina de Salud se hallaron más de mil aviadores (entre ellos, Carlos Alberto Robles Montoya, hermano de Benjamín Robles Montoya, Senador por el PT, y ex socio y cómplice de Gabino Cué en innumerables actos de corrupción); además de dos mil 300 trabajadores eventuales contratados sin una cobertura presupuestal que los ampare, y un número igualmente importante de comisionados al sindicato, que no cuentan con los oficios correspondientes que avalen su comisión. A todos ellos, dijo, ya no se les pagará mientras no retornen a sus centros de trabajo.

Expuso que ese conjunto de medidas generará un ahorro superior a los 120 millones de pesos mensuales, lo cual permitirá un mejor abastecimiento y servicios en los Hospitales y Centros de Salud en el estado.

Fuentes oficiales señalan la detección de un robo sostenido de 100 millones de pesos mensuales de la nómina de salud, por parte de Germán Tenorio y Jorge Castillo Díaz, durante toda la gestión de Gabino Cué. Tal quebranto rebasaría los seis mil 600 millones de pesos que ahora son investigados por las autoridades estatales y federales para ir tras los responsables.

En entrevista, Juan Díaz justificó la acción administrativa ejercida para limpiar la nómina de la Secretaría de Salud, donde se canceló el contrato de 2 mil trabajadores y se recortaron a más de 800 aviadores.

“No podemos seguir dañando el erario de Oaxaca para la salud, es muy oneroso, es una cantidad muy importante, cobran salarios que van de los 6 mil pesos mensuales, hasta los 20 mil algunos.

Hay muchos intereses y tenemos que luchar contra ellos, pero la voluntad es lograrlo, además tengo la indicación precisa del señor gobernador de hacerlo para que una Secretaría que tiene un papel central lo cumpla con eficiencia.

Simplemente digo que son 828 trabajadores que no están legalmente para pagarles, 500 de ellos no los localizamos, están ilocalizables, entonces por eso no les pagamos, y 328 tienen una comisión sindical precaria”.

Con respecto a su separación del cargo, Díaz Pimentel aclaró que no está a discusión y que, incluso, ya recibió el respaldo del gobernador Alejandro Murat para permanecer en su puesto.

“No está a discusión mi permanencia en la Secretaría, esa es una facultad única y exclusiva del Ejecutivo y no es a contentillo de nadie, por supuesto que no soy una persona cómoda para ellos, porque estoy tocando sus intereses y ellos quisieran a un secretario dócil, que les diera todo, que les concediera todos los privilegios, que no se siguieran profundizando en investigaciones en donde suponemos no hay manejos transparentes y ellos están tendiendo una cortina de humo, no me refiero a todos los sindicatos ni a todos los dirigentes, hay algunos que son los que están impulsando esto”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *