Sector salud, colapsado

*El sindicato defiende a los 3 mil 200 trabajadores despedidos y da un ultimátum de 10 días para que se cubran los salarios que les fueron retenidos a los trabajadores que no son de base

*El Secretario de Salud reitera que se contrató a personal sin sustento financiero, dejando sin operación los hospitales y las unidades médicas y no lográndose tener recursos para adquirir medicamentos

Oaxaca, Oaxaca, Domingo 21 de Enero, 2018 (Fuente: Agencias).- Unos 13 mil médicos y enfermeras de la sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud (SNTSS) marcharon este viernes por calles de la ciudad de Oaxaca y realizaron un mitin frente a la sede del Palacio de Gobierno, donde despacha el gobernador Alejandro Murat, para exigir la renuncia del Secretario de Salud, Juan Díaz Pimentel, y así demandar la recontratación de los 3 mil 200 trabajadores que fueron despedidos, además de exigir el pago de la segunda parte del aguinaldo y la liberación de las quincenas retenidas al personal regularizado.

También lanzaron huevos contra las oficinas de la Secretaría de Salud estatal, donde otro grupo realizó pintas y vandalizó los accesos principales.

Mientras tanto, el paro médico se mantiene en 14 hospitales, entre ellos el Hospital Civil “Dr. Aurelio Valdivieso” de la capital, 300 unidades médicas y las principales áreas administrativas de la dependencia.

El líder de la gremial, Mario Félix Pacheco, argumentó que el Secretario de Salud incurrió en la violación más cobarde de orden laboral, al rescindir su contrato a 2 mil 200 trabajadores voluntarios de contrato permanente y recortar a más de mil comisionados.

Calificó como un tipo de represión administrativa o mordaza la suspensión de los salarios y prestaciones al personal regularizado y le lanzó un ultimátum al gobierno estatal para que en un plazo no mayor de 10 día se cubran los adeudos.

El dirigente acusó al Secretario de Salud de contravenir la política de diálogo del gobernador Alejandro Murat, ya que se ha utilizado a los poderes fácticos para denostar al gremio médico.

Precisó que Díaz Pimentel acusó a trabajadores eventuales y comisionados de aviadores y también canceló los contratos de empleados, sin saber realmente las demandas dentro de los Servicios de Salud, dejando sin plantilla laboral a las unidades médicas y hospitales.

Exigió una revisión puntual a las finanzas de la Secretaría de Salud estatal para conocer a dónde se están yendo los recursos presupuestados para el tema sanitario y urgió una depuración de la nómina sanitaria para extirpar a los auténticos aviadores, entre ellos familiares de servidores públicos y hasta diputados y líderes sociales.

La marcha colapsó la capital de Oaxaca durante más de tres horas, pues taponeó el tráfico vehicular en la calle de Leandro Valle, la Calzada de la República, la calle de Hidalgo y la avenida J. P. García e Independencia.

En contra parte, el Secretario de Salud, Juan Díaz, se defendió, argumentando que desde el régimen del ex gobernador Gabino Cué, se infló la nómina en la dependencia, que creció de 5 mil a 8 mil 500 empleados, al contratarse personal sin sustento financiero, dejando sin operación los hospitales y las unidades médicas y no lográndose tener recursos para adquirir medicamentos.

Además, que, para cubrir al personal en exceso, se empezaron a utilizar recursos provenientes de las prestaciones y fondo de pensiones de los trabajadores de base.

Dijo que el gobierno estatal no tiene recursos donde pagar al personal que está de más, ya que algunas de las partidas asignadas son administradas por la federación, pero estas desde hace meses no se adjudican a las tesorerías estatales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *