Paterfamilias exigen participar en diálogo gobierno-S-22

Oaxaca, Oaxaca, Miércoles 01 de Noviembre, 2017 (Fuente: Agencias).- El Comité Ciudadano de Padres de Familia para Fortalecer la Reforma Educativa, le exigió a la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), cumplir con su responsabilidad laboral para que no estalle un paro educativo indefinido, que sólo vendrá a perjudicar a más de un millón de alumnos del nivel de educación básica e inicial que acuden a 13 mil 500 escuelas.

Los también integrantes del Consejo Estatal de Participación Social en la Educación (CEPSE), demandarán a su vez trasparencia en las mesas de diálogo entre la CNTE y el gobierno, exigiendo que éstas se celebren de forma pública, con su participación, para vigilar que no haya  negociaciones en los oscurito o por encima de la ley, “ya que los temas que ahí se abordan son del más alto interés público, pues tocan nuestra razón de ser y el principal motor que tenemos como oaxaqueñas y oaxaqueños, que son nuestros hijos e hijas”.

Luisa García Cruz, presidenta del Consejo Estatal de Participación Social en la Educación y en defensa de la Reforma Educativa, reprochó la actuación de los maestros que, en una acción desesperada, tratan de tomar como rehenes a los niños y niñas, para anteponer sus intereses de grupo.

Afirmó que, en el ámbito de la legalidad, la sección 22 de la CNTE ya no tiene nada qué pelear, y sólo con sus acciones de desestabilización y movilización se han ganado el repudio popular.

“Resulta insensato que ahora en su pliego de demandas la sección 22 incluya su intención de manejar directamente los recursos dirigidos a la reconstrucción de las escuelas dañadas y colapsadas por el terremoto, lo que refleja su interés por medrar con la tragedia”.

García afirmó que, estallar un paro de labores en las escuelas en estos momentos sería un agravio y un acto violatorio a los derechos que tienen la niñez de ser educada.

Por lo que, independientemente de que el Estado Mexicano, la Secretaría de Educación Pública (SEP) y el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), puedan emitir las sanciones y descuentos administrativos, hasta ejecutar los despidos, reclamaron la intervención de la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) y de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) para que no se permita que se cancele el derecho de la niñez oaxaqueña a ser educada, ya que la suspensión de los servicios educativos viola la dignidad de la niñez y atenta contra sus derechos fundamentales.

“Que quede claro, los padres de familia no estamos de acuerdo con un paro de labores de parte de la sección 22 de la CNTE en Oaxaca y le pedimos al Estado mexicano que aplique la ley y sancione a los paristas”.

“Nos oponemos como padres de familia de forma categórica a que se use a nuestra niñez y su educación como rehenes de cualquier negociación política”.

De este modo, como voz legítima de los distintos sectores de la sociedad oaxaqueña existentes en las ocho regiones de la entidad, principalmente de padres y madres de familia, el CEPSE y sus 30 representaciones distritales, señalan que, ante un paro de labores, “primero está el derecho de nuestros hijos e hijas a una educación de calidad, como lo marca nuestra Carta Magna. Creemos firmemente que no es válido negociar con nuestra infancia ni con su futuro. La suspensión de los servicios educativos viola la dignidad de nuestros pequeños y atenta contra sus derechos fundamentales. Después de lo que hemos vivido a causa de la naturaleza, nos urge devolverles una sensación de normalidad”.

Asimismo, solicitaron respetuosamente que el gobierno los contemple como participantes en las mesas de diálogo que ha instalado con la sección XXII, ya que en una democracia las voces de todos cuentan, “y la de los padres y las madres de familia debe ser escuchada, si de lo que se trata es del futuro de nuestros hijos e hijas. Es tiempo de unidad y de ver para adelante, que la política sea para construir y no para seguir destruyendo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *