Investigan a personal de hospital por rapto de bebé

Oaxaca, Oaxaca, Miércoles 20 de Septiembre, 2017 (Fuente: Agencias).- La Fiscalía General de Oaxaca (FGO) devolvió a sus padres al bebé que fue sustraído del Hospital Civil de la capital de Oaxaca y fue raptado por una mujer, quien ya se encuentra bajo proceso, junto con tres cómplices más.

Una prueba genética permitió a la Fiscalía identificar al bebé y que se devolviera a sus padres.

La responsable identificada como Verónica L. se encuentra a disposición de un juez de control y enfrenta junto con otras tres personas más un proceso penal por rapto, plagio y trata de persona.

La imputada fue detenida, luego de la declaración de un taxista que refiere haberla trasladado del Hospital Civil a un domicilio de la colonia Ampliación del municipio de Santa Lucía del Camino, Oaxaca.

La mujer cuenta en su historial con antecedentes penales por rapto y robo.

Sin embargo, organismos de defensa de los Derechos de la Mujer anunciaron que presentarán una denuncia por violencia obstétrica contra los responsables del hospital, porque consideraron que no hay garantías de seguridad plena en el nosocomio.

 

SE INVESTIGA A EMPLEADOS DEL HOSPITAL

 

En tanto, el Fiscal General de Oaxaca (FGO), Rubén Vasconcelos, informó que se investiga si los empleados del Hospital Civil “Doctor Aurelio Valdivieso” participaron en el robo un recién nacido, ocurrido el lunes pasado.

«Estamos investigando si alguna persona que trabaja en el hospital está relacionada con los hechos», dijo.

De acuerdo con la indagatoria, una mujer que se hizo pasar por enfermera ingresó al hospital y le dijo a la madre del menor que se lo llevaría para realizarle la prueba de tamiz; minutos después desapareció con el bebé.

En conferencia de prensa, las autoridades del hospital detallaron que sí cuentan con cámaras de seguridad, pero no en el sitio por donde huyó la presunta enfermera.

«Ingresó por el elevador y salió por el área de las escaleras en donde no hay cámaras. Tenemos cámaras en todos los pisos, pero la del tercero está en el fondo del pasillo (…) Justo ahí no hay guardia de seguridad. Estábamos solicitando la colocación de más cámaras», dijo que la directora del hospital Jeny Hernández.

Las autoridades detallaron que, a pesar de que tres personas fueron detenidas por los hechos, sólo dos fueron puestas a disposición de las autoridades.

«Vamos a llevar a control a dos personas. De dos de ellos sabemos que hay una participación en las acciones. Dejamos abierta la investigación de una tercera persona para llevar a los jueces», señaló el fiscal.

El fiscal dijo que es necesario revisar los protocolos de seguridad de los hospitales estatales para evitar que se repitan este tipo de situaciones.

Detallaron que el bebé fue entregado la noche de este lunes a sus padres, luego de que se confirmara mediante una prueba de ADN, que sí era el recién nacido que fue robado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *